• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
Reconozcámoslo. A menudo nos sentimos los raros/as. A menudo también nos peleamos entre nosotros por el término que resultará vencedor. Pero en el fondo, ésto está cambiando y... nos sentimos un equipo. Así que... ¡Sonríamos! Si lees este artículo es porque eres un poco raro/a… No te lo tomes a mal, yo también lo soy. Reconócelo. En alguna conversación te has sentido como Michael Porter en una asamblea de Greenpeace. Bien porque al decir “responsabilidad social” te miran con cara rara, bien porque a nadie parece importarle que GRI ha sacado un anexo nuevo
Eres rar@… y lo sabes

Bien porque sientes que estás dando un mitin cuando opinas sobre cómo hay que tratar a las personas o bien porque se te aparece Muhammad Yunus en sueños y te susurra cosas al oído.

No te alarmes, es normal (bueno lo de Yunus igual hay que mirárselo…). Piensa que, al menos, ya no piensan que la innovación social tiene que ver con redes sociales… Y que, en el fondo, aunque nos infravaloren, les encanta escucharnos hablar sobre esos temas extraños que luego comentarán a su vez orgullosos con sus amigos con la frase de “Pues yo tengo un/a amigo/a que…”.

Sí, bueno, no todo es perfecto. Nos perdemos a veces en premios, nominaciones, sellos, etiquetas, A++, categorías, caracoles, subsecciones de la subsección del frente popular de Judea. Pero no disimulemos. Nos sentimos un equipo. ¿Quién no ha soltado una media sonrisilla de complicidad cuando vemos a otra persona que mira las etiquetas en el súper, cuando nos ponen servilletas de papel reciclado en un bar o cuando conocemos a alguien que sabe que shared value no es una nueva cadena de cafeterías?

Así que ni la llegada de Trump, ni que Volkswagen se haya convertido en líder de ventas, ni nuestras propias neuras nos pueden derrumbar. Aquí estamos otro año más y con las ganas intactas. Llevar unas TOMS es ir a la moda, las bolsas ahora son sociales, tu gestor del banco ya sabe lo qué es ISR y hasta hemos aprendido todos a escribir correctamente Ashoka.

Incluso puede que pronto dejemos de ser raros/as… Y lo viviremos encantadas/os. ¿No os parece?

Iñigo

¿Te ha gustado el artículo?

5 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top