• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
Andalucía, Costa del Sol, Málaga. De 600.00 habitantes en invierno a más de un millón en los meses de verano. El Guadalhorce es el principal rio de la provincia de Málaga y de la cuenca hidrográfica del sur. Su acuífero estaba pidiendo auxilio, la industria y el turismo le han tocado. Podría haberse hundido pero está saliendo a flote
La restauración de Guadalhorce: sumando fuerzas por el agua

La demanda de agua para uso industrial y regadío han ido contribuyendo poco a poco a la salinización del acuífero del Guadalhorce, esto se traduce en el empeoramiento de los ecosistemas naturales y la disminución de la biodiversidad. La desembocadura del Guadalhorce fue declarada Espacio Natural Protegido en 1989. El complejo lagunar de la desembocadura del Guadalhorce ocupa una extensión de 67 hectáreas entre la ciudad de Málaga y el mar. Este rio supone un corredor verde en una zona industrializada frente a la costa malagueña, unas de los destinos turísticos más demandados en Europa.

Las lagunas del Delta del Guadalhorce son un refugio para la biodiversidad, pero en los últimos años los excesivos bombeos de agua con su consiguiente salinización han perjudicado y mermado el establecimiento de aves y anfibios. La restauración de este paraje ambiental no es tarea fácil, pero como en los grandes desafíos la solución pasa por la suma de fuerzas de distintos actores. El Centro de Estudios Hidrogeológicos de la Universidad de Málaga y Coca-Cola son los artífices principales de esta ambiciosa iniciativa que prevé aportar 650 millones de litros de agua, el equivalente a 260 piscinas olímpicas.

“La iniciativa pretende reutilizar las aguas de la planta depuradora de aguas residuales de Málaga para restaurar los humedales del Delta del Guadalhorce y mejorar la biodiversidad de la vegetación autóctona y la avifaunia”, explica Bartolomé Andreo, director del Centro de Hidrogeología de la Universidad de Málaga. La aportación total de agua permitirá la restauración de cuatro humedales a partir del llenado de las depresiones del terreno, actualmente están secas durante la mayor parte del año. Se trata de un proyecto de investigación de tres etapas, ahora se encuentra en la primera caracterizada por la construcción de una tubería de un kilómetro de extensión. Ésta conducirá el agua desde la planta depuradora de aguas residuales hasta la zona experimental.  “A continuación, el movimiento de las aguas en el vaso lagunar y la propia vegetación de los humedales actuará como un sistema de depuración natural, permitiendo que el agua alcance la máxima calidad y se colonice por especies que generen alimentos de calidad para permitir la diversidad de aves y anfibios”, expone Andreo.

guadalhorce restauracion

Un proyecto innovador que permitirá crear una barrera contra la intrusión del agua de mar en los acuíferos, así como la restauración de cuatro lagunas. Pero, para su consecución se necesitan más colaboradores. En concreto, junto al Centro de Estudios Hidrogeológicos de la Universidad de Malaga y Coca-Cola, son fundamentales en este proyecto la empresa municipal de Aguas de Málaga, la Junta de Andalucía, la consejería de Medio Ambiente, el Instituto Geológico y Minero de España y SEO Birdlife. La acción conjunta de todos ellos permitirán la restauración del los humedales del Delta del Guadalhorce de la que esperan los siguientes beneficios: convertir al paraje en un área de diversidad de aves, favorecer a las plantas autóctonas frente a las exóticas e invasoras, beneficio para la biodiversidad de especies de anfibios y la mejora de una zona de recreo y educación ambiental.

Además de éste, desde 2009 Coca-Cola lleva impulsando once proyectos más en diferentes regiones de España. Programas que protegen entornos de gran valor ecológico como el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, el manantial de Fuenmayor o el Tancat de la Pipa en la Albufera de Valencia. “Iniciativas que se escogen por un comité técnico en función de la cantidad de agua que puedan devolver a la naturaleza y por su localización cercana al área de influencia desde donde se opera”, cuenta Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia. 

guadalhorce desembocadura

Esta restauración de humedales forma parte de los proyectos que la conocida empresa de refrescos lleva a cabo para reforzar su compromiso con la protección medioambiental con el objetivo de reducir su huella ambiental. “Gracias a estos proyectos, Coca-Cola ha conseguido devolver a la naturaleza 3.051 millones de litros el año pasado, casi el doble que en 2015, lo que supone reponer el 95% del agua que contienen sus bebidas comercializadas en España y Portugal”, destaca Gascón.

El proyecto de restauración de humedales en el río Guadalhorce en Málaga se ha hecho público coincidiendo con la celebración esta semana del Día Mundial del Agua. Una efeméride que nació en 1992 en Rio de Janeiro, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD). La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU sitúa en su objetivo numero seis el agua limpia y saneamiento. La escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial, una cifra preocupante que casi seguro crecerá con el aumento de las temperaturas globales como consecuencia del cambio climático.

@ignaciocayetan

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top