Publicado el
En la evolución del concepto de voluntariado, hemos dejado atrás el antiguo estereotipo de las damas dedicadas exclusivamente a la caridad. Hoy, el voluntariado se redefine como una herramienta estratégica crucial tanto para las Organizaciones de la Sociedad Civil como para las empresas, destacando su potencial en el desarrollo personal y profesional.
El voluntariado: un pilar fundamental para el desarrollo social

Cuando se reflexiona sobre el voluntariado, es inevitable remontarse al antiguo modelo en el que principalmente eran las damas quienes dedicaban parte de su día a ayudar a los menos afortunados. Esta observación no pretende ser una crítica, sino más bien un reconocimiento de cómo ha evolucionado esta práctica a lo largo del tiempo.

Hoy en día, el panorama del voluntariado ha experimentado una transformación significativa, y esta transformación está lejos de haber concluido; de hecho, es probable que continúe evolucionando en el futuro. Es crucial entender que el voluntariado debe ser visto no solo como una muestra de altruismo individual, sino también como una herramienta estratégica para las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), así como por los departamentos de recursos humanos de las empresas, como un medio de formación y desarrollo personal y profesional.

No obstante, queda aún un largo camino por recorrer, especialmente en lo que respecta al papel del sector público. Es esencial que las instituciones gubernamentales adopten un enfoque más flexible y transparente, fomentando una mayor participación ciudadana en áreas fundamentales como la salud, la cultura, la educación, el medio ambiente, el deporte y el ocio.

La nueva imagen del voluntariado debe vislumbrarse en el horizonte, aunque la fecha exacta de su consolidación puede resultar difícil de predecir en este momento. Es innegable que enfrentamos desafíos significativos en este camino, como la necesidad de cultivar una cultura de voluntariado más arraigada en nuestra sociedad y transformar la solidaridad en un compromiso duradero.

Un aspecto crucial para avanzar en esta dirección es lograr que las empresas, las OSC y los gobiernos comprendan la importancia de una gestión profesional del voluntariado. Este objetivo está acompañado de una serie de dificultades, pero es fundamental para el progreso de esta causa. En este contexto, es esencial difundir información imparcial y de calidad, sin influencias políticas o religiosas, y fomentar una mayor conciencia sobre la importancia del voluntariado en la sociedad. Este es un esfuerzo colectivo en el que participan tanto académicos como voluntarios aficionados, todos ellos contribuyendo como parte de una herramienta poderosa para el cambio.

Entonces, ¿listo para unirte a esta causa? Corre la voz y únete a esta oportunidad de hacer una diferencia significativa en nuestras comunidades.

En este artículo se habla de:
OpiniónVoluntariadodesarrollo social

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies