Publicado el
Acceso al agua potable, un desafío mayúsculo

Quedan menos de 7 años para que lleguemos a 2030 y el tiempo se va agotando. Los datos no engañan: sólo alrededor del 15% de las metas de los ODS van por buen camino, el 48% lo hacen de forma moderada y más de una tercera parte (el 37%) muestran un estancamiento o un retroceso. Lo que es síntoma de que nos vamos quedando sin tiempo, pero no podemos desfallecer en el camino. Para revertir esta tendencia sería necesario un mayor compromiso por parte de los países ricos con los menos favorecidos. Además, es imprescindible una buena planificación realista, un control exhaustivo sobre la ejecución de los proyectos y la implementación de sistemas que propicien eficiencia y transparencia al uso de los fondos comprometidos. 

AUARA incide en 15 de los 17 ODS y por nuestra actividad ponemos el foco en el ODS 6 de Agua y Saneamiento, aunque está muy vinculado con el ODS 17 de Alianzas para lograr los objetivos. Así, gracias a la colaboración con diferentes empresas y a los socios en terreno -ONG y Entidades del Tercer Sector- hemos contribuido a desarrollar 150 infraestructuras (pozos, tanques de agua y letrinas) en 22 países de África, Asia y América Central, facilitando que 102.738 personas tengan acceso a agua potable. 

Nuestro objetivo es acelerar y duplicar nuestro impacto, gracias a nuestra nueva estrategia dentro de la Corporación Hijos de Rivera, y así contribuir a la consecución del ODS 6 en 2030 en acceso a agua potable y saneamiento, un desafío mayúsculo. Según el informe especial de los ODS de la ONU, a pesar de los grandes avances, miles de millones de personas continúan sin acceso a agua potable segura, saneamiento ni higiene. Para alcanzar la cobertura universal para el 2030 será necesario aumentar sustancialmente las tasas actuales de progreso: seis veces en el caso del agua potable, cinco veces en el del saneamiento y tres veces en el de la higiene. 

La innovación sostenible debería ser el pilar para la consecución de los ODS. Cualquier programa que se quiera implantar para llegar a este fin debe cumplir las regulaciones medioambientales, diseñar productos y servicios sostenibles y, por encima de todo, pensar en las consecuencias sociales y medioambientales de todo lo que se pretenda implementar. 

Desde AUARA trabajamos siempre pensando en la innovación sostenible; fuimos la primera empresa de venta de agua mineral con botellas de 100% RPET reciclado y reciclable y se diseñó una botella cuadrada para conseguir mayor eficiencia en almacenamiento y, por tanto, en el transporte. 

La medición del impacto resulta fundamental para avanzar en sostenibilidad. Así, cada uno de los 150 proyectos que hemos desarrollado (pozos, tanques de agua o letrinas) cuenta con su memoria de impacto correspondiente para conocer la mejora que supone que tiene en las personas el acceso a agua potable.

En este artículo se habla de:
Opinión#8aniversarioODS

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies