El algodón puede ayudar a la industria de la moda en su camino hacia la sostenibilidad

Cuando se habla de sostenibilidad en la industria de la moda entran en juego muchos factores, desde la procedencia de las materias primas hasta la gestión de residuos, sin olvidar los procesos de fabricación y distribución. No se trata solo de crear prendas con etiqueta ecológica o sostenibles para atraer a un consumidor cada vez más concienciado, sino de atender a las demandas de la nueva taxonomía ambiental de las regulaciones nacionales, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas y la comunidad internacional.

Tener la capacidad de verificar el origen de una prenda y su impacto medioambiental de una forma transparente es cada vez más importante para las empresas de moda de todo el mundo. Muchas marcas y minoristas se han comprometido a trabajar para convertirse en un sector más respetuoso con el medio ambiental y al mismo tiempo lograr un impacto positivo en el comportamiento de los consumidores. Para lograrlo, el abastecimiento de algodón cultivado de forma más sostenible es uno de los pilares clave para que muchas marcas de moda avancen en sus estrategias de sostenibilidad.

Al igual que ocurre con otras materias primas, la verificación de la sostenibilidad de las fibras de algodón puede ser complicada. A esto se suma que la administración pública pide cada vez más datos antes de permitir etiquetar un producto como "verde". La Unión Europea, por ejemplo, ha anunciado que actualizará su normativa de protección del consumidor para que los atributos sostenibles sean la piedra angular de los productos comercializados en Europa.

Estados Unidos ha sido históricamente uno de los principales productores y exportadores de algodón del mundo y en los últimos años se han producido grandes avances en la adopción de prácticas agrícolas más sostenibles. La aparición del U.S. Cotton Trust Protocol en 2020 ha servido para establecer un nuevo estándar en el algodón más sostenible, siendo capaz de establecer las garantías necesarias para que las grandes marcas puedan verificar su abastecimiento.

El propósito del Trust Protocol es mejorar cada vez más en el cultivo y transformación del algodón a través de las métricas más significativas para avanzar en sus objetivos de sostenibilidad y responder a las necesidades de los consumidores. Por ello, el programa verifica la sostenibilidad del algodón a través de seis variables: el uso de la tierra, el consumo de agua, el consumo de energía, las emisiones de gases de efecto invernadero, la protección del suelo y el carbono del suelo. El informe anual, recientemente publicado, muestra un progreso significativo como la reducción en un 27% del consumo de energía o el 14% menos de agua que se ha utilizado en el riego de las plantaciones. Además, han disminuido las emisiones de gases efecto invernadero en un 25%, mientras que la erosión del suelo se ha reducido en un 78%.

El U.S. Cotton Trust Protocol es una iniciativa que aprovecha la tecnología para registrar y verificar el movimiento de una fibra de algodón a lo largo de la cadena de suministro, desde la semilla hasta la prenda final en la tienda. El Protocol Consumption Management Solution (PCMS) crea un mapa de transparencia que autentifica el origen del algodón junto con la información de las fábricas y los fabricantes que participan en todas las actividades del proceso de producción y su respectiva distribución. Para las marcas de moda, esta innovación digital es, por un lado, una herramienta para controlar mejor su cadena de valor y, por otro, un recurso para ofrecer información veraz y certificada al consumidor.

Hoy en día vivimos en una sociedad extremadamente conecta y que está tomando conciencia del impacto del consumo masivo. Por ello, la transparencia y veracidad son dos valores fundamentales para la reputación de cualquier compañía, ya que los consumidores están mejor informados y pueden hacer una comparación entre marcas y sus compromisos con una producción más sostenible y socialmente responsable a golpe de click. Actores internacionales como el Trust Protocol, tienen como propósito ayudar a las empresas a crear productos que nos permitan avanzar hacia un futuro más sostenibles, proporcionando objetivos y mediciones cuantificables para un algodón cultivado de manera más respetuosa con el medio ambiente.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top