Llevo varios días pensando en escribir unas líneas en memoria de Jordi, un amigo. Para mí, Jordi era auténtico.
Adiós amigo Jordi
Con Jordi en el Hospital Nacional de Parapléjicos

Llevo varios días pensando en escribir unas líneas en memoria de Jordi, un amigo.

Mi trato con Jordi se remonta al mes de junio de 2008, al poco de crear Diario Responsable. Me llamó a Ferrovial para enseñarme todas las ideas que tenía para medir el impacto de los usuarios de la web, cómo conseguir patrocinadores entre las empresas, etc. Entre junio y julio comimos varias veces, casi siempre en el restaurante de La Ancha, en la Plaza de Cataluña, cerca de la casa de sus padres y donde vivió su infancia.

Desde el primer día, Jordi siempre fue directo, cercano, provocador… un amigo. “Marica, tengo una idea que contarte, llámame”, era un mensaje típico de Jordi. Y así nació un programa de radio sobre responsabilidad social, que compartimos durante dos años con Fran Garcia Cabello, José Alías, Arantxa Corella, Ricardo Gómez e Isabel Roser. Era un programa amable, en el que Jordi siempre ponía un contrapunto crítico con mirada constructiva. Ahí va un ejemplo de tantos que he encontrado en el archivo del programa. https://youtu.be/wbJTK6kmnxA

Lo cierto es que nos veíamos de forma muy intermitente, a veces con encuentros muy seguidos y otras muy espaciados. Casi siempre, comiendo en algún restaurante que él elegía. “Dime si te apetece quedar a comer, sin compromiso. Siempre es un placer verte, y no es una frase hecha”. Hablábamos de la actualidad de la responsabilidad social, de sus aventuras en Lanzarote, de sus continuos nuevos proyectos… Era muy peleón.

“Estoy que no paro, pero tb tengo ganas de verte y charlar, que siempre aprendo ;-)”, me escribía poco antes del fatídico accidente. Sin embargo, tengo la seguridad de que aprendía yo de él más que él de mi. Jordi tenía mucha experiencia a sus espaldas, había hecho muchas cosas antes de llegar a Diario Responsable. Le pedí consejo en varias ocasiones y siempre me ayudó.

Como los buenos amigos, por mi cumpleaños, nunca faltaba un mensaje de Jordi: “felicidades jovencito”. Y me recordaba que ese día era también el cumpleaños de Diario Responsable.

En los últimos años, compartimos mesa con Goyo Panadero: “Hola jóvenes ya se que me tenéis en un acolchado cajoncillo de vuestra memoria. Yo, sin embargo, os tengo presentes en mi procelosa carrera de Sísifo de la RSE. Comemos, cenamos, hacemos negocios? Hoy es siempre todavía. Beso - sin lengua- Jordi”.

Sobre como era Jordi está casi todo dicho. Ramón Jáuregui, Juanjo Almagro, Alberto Andreu, Isabel Roser, Arantxa Corella, José Alías… Sus amigos han escrito testimonios que describen perfectamente los rasgos de su humanidad. Para mí, Jordi era auténtico.

Esta Navidad además de desearme “Bon Nadal guapo” por Whatsapp, expresaba un deseo: “yo espero andar en 2020 y que sea un año mejor que este”. Descansa ya en paz, querido amigo.

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top