Año 2022. Los millennials han pasado de moda, ahora la generación Z ha tomado el mando. Mucho más decisivos, agresivos y irreverentes que los millenials. Van ‘’a saco’’ ya no se andan con tonterías como en 2019.La frecuencia de las manifestaciones ha aumentado y los jóvenes Z ya no perdonan las viejas atrocidades contra el planeta.
La generación Z contraataca

La economía mundial se encuentra en una situación extrema porque las grandes empresas han sido bloqueadas e invadidas por la jóvenes Z. Los gobiernos pretenden dar una imagen de control y autosuficiencia, pero la verdad es que sus gobernantes están, de la misma forma, acorralados.

Nos encontramos en una situación de emergencia climática. La temperatura global ha aumentado desde que EEUU y China se despojaron del acuerdo de París y los jóvenes Z no perdonan.La bola de nieve que ha ido aumentando con los años anteriores y se ha convertido en una huelga estudiantil constante. Los jóvenes Z ya no asiste a clase. Las escuelas han sido abandonadas y las calles tomadas por líderes hartos de que se los tome a broma.La lucha por el planeta no tiene fin.

Son ya 28 días que llevamos encerrados en el palacio de Moncloa de Madrid. Nos rodean cientos de manifestantes con pancartas y a gritos dicen que el momento de actuar es ahora y que no podemos dejar pasar más tiempo. Supongo que tendríamos que haber tomado medidas cuando se nos plantearon propuestas para reducir la contaminación. Decidimos que podríamos aguantar un par de años mas ya que la situación económica no permitía ese tipo de caprichos. 

Son incansables, pedimos ayuda urgente. Estamos subsistiendo con los servicios mínimos: Nos han cortado el agua y la electricidad, nos tienen incomunicados ya que sin electricidad no tenemos wifi. Piden que se tomen acciones pertinentes y que se declare inmediatamente el estado de emergencia global. Ya no quieren sólo que se elimine el plástico de un solo uso, si no una reestructuración total del sistema económico-mundial. Nos piden un rescate de 11 mil millones de euros para construir unas aspiradoras de CO2 que, junto con otras de limpieza oceánica, aseguran ''van a reducir en tres años un 2,7%'' el efecto nocivo de ''nuestros errores''.

''Ya no hay vuelta atrás'', dicen. Estamos atrapados. Pedimos por favor se escuchen las propuestas de estos jóvenes Z y se cumplan sus peticiones con intereses. Solicitamos acción inminente por vuestra parte, sois los únicos que podéis hacer algo.


Fdo: El presidente del Gobierno

¿Te ha gustado el artículo?

4 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top