Julia Higuera tuvo un sueño: dar voz a iniciativas inspiradoras, a optimistas comprometidos, esos que no sólo ven el vaso medio lleno, sino que se ocupan de llenar la otra mitad y de que nadie lo tenga vacío. Y fundó la revista Anoche Tuve un Sueño, la revista de los optimistas comprometidos. Los que, además de creer que pueden cambiar el mundo, se levantan y actúan para que suceda.
Optimistas Comprometidos. Creer que las cosas pued

Julia Higuera tuvo un sueño: dar voz a iniciativas inspiradoras, a optimistas comprometidos, esos que no sólo ven el vaso medio lleno, sino que se ocupan de llenar la otra mitad y de que nadie lo tenga vacío. Y fundó la revista Anoche Tuve un Sueño, la revista de los optimistas comprometidos. Los que, además de creer que pueden cambiar el mundo, se levantan y actúan para que suceda.

Ayer se celebraron los V Premios Optimistas Comprometidos, que premiaron la Libertad de Expresión, la Libertad de Prensa, la Ciencia, la Cultura, el Pensamiento Sostenible y la Transformación social.

Guillermo Martínez ganó el premio a Pensamiento Sostenible por su proyecto Ayúdame3D, que ayuda con sus trésdesis (prótesis hechas en impresora 3D) a gente que ha sufrido la amputación de mano o brazo. Viaja a África a llevar las prótesis y ayuda también aquí, a niños que han nacido con alguna deformación, de familias con pocos recursos como para pagar una prótesis que tendrán que renovar demasiado a menudo por el crecimiento del pequeño.

“Ayudar es demasiado fácil como para no hacerlo”, comentaba Guillermo, todavía con capacidad -y que no la pierda nunca- de emocionarse con cada reconocimiento a su proyecto.

El Premio Cultura fue para Angélica Dass, fotógrafa brasileña radicada en Madrid, creadora del proyecto Humanae, con el que cuestiona los estereotipos por motivos de origen o color de piel. Nos dejó una gran reflexión: “El color carne no tiene porqué ser rosa; hay muchos otros colores posibles: negro, amarillo….”. Pensémoslo la próxima vez que ayudemos a nuestros hijos a colorear.

Mario Alonso Puig nos deleitó con su gran dedicatoria del premio recibido, el de Transformación Social, “a todas esas personas que se lo merecen tanto o más que yo, pero no han recibido nunca ningún premio”. Y nos animó a seguir soñando porque “en el proceso de conseguir el sueño, el ser humano despliega su mejor versión. No es tanto conseguir el sueño, como en quién te conviertes mientras sueñas. Aférrate a tu sueño porque te llevará a sitios extraordinarios”

Pudimos conocer, además, la terrible situación de la prensa en Nicaragua, donde la libertad de prensa y de expresión es completamente inexistente. Nos lo explicó Carlos Fernando Chamorro desde Costa Rica, donde está exiliado, después de que el gobierno nicaragüense ocupara la redacción de Confidencial, el periódico que dirige. El resto del equipo, está preso, condenado por rebelión y suscitar el odio.

Fernando Chamorro estaba nominado junto a otros periodistas que luchan por la libertad de prensa en sus respectivos países, por poder contar lo que sucede y que no sea delito contar lo que ven. Esa valiente manera que tiene el periodismo para cambiar las cosas: contándolas. Como dijo Javier Martín Domínguez, presidente del Club Internacional de la Prensa y quien entregaba el premio, “hacer periodismo es soñar con los ojos abiertos.”

Y pensé que qué bonita frase para ese día, ayer, 23 de abril, en que Diario Responsable cumplía 11 años. Más de una década soñando con los ojos muy abiertos para contar lo que sucede en el entorno empresarial y social. Más de una década abriendo los ojos de los demás e impulsando un cambio en la manera de hacer empresa.  

Así que aprovecho este espacio para otorgar a Jordi el reconocimiento de Optimista Muy Comprometido, en la categoría de Periodismo y Justicia Social. Se podría, seguro,  llevar premios en muchas otras categorías, pero estaréis de acuerdo conmigo en que este se lo lleva “de calle”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top