Hoy, 3 de octubre, se ha celebrado en la sede de la CNMV el acto formal de presentación de la segunda edición del día de la educación financiera, en la que han participado los máximos responsables de las entidades públicas promotoras, así como quienes apoyamos esta iniciativa desde distintas posiciones
La Inversión Responsable y la Educación Financiera

Esta iniciativa, fruto del Plan de Educación Financiera iniciado en 2008 por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores, está siendo secundada por entidades públicas y privadas que asumen el compromiso de aportar su apoyo en aras de que la educación financiera sea una materia básica de conocimiento, en una sociedad como la que nos ha tocado vivir en la que las finanzas son consustanciales al simple hecho de relacionarnos entre nosotros.

En nuestro caso, el Foro de Inversión Social de España, Spainsif, comparte las premisas comunes en cuanto a la necesidad de una educación financiera que ha de arrancar desde el inicio de la escolarización hasta sus fases más avanzadas, entendiendo que nuestra sociedad exige que las personas, en sus diferentes momentos de la vida, tengan que tomar decisiones que afectan a la “propia economía”, con independencia de la actividad profesional que cada uno desarrolle, partiendo del ahorro infantil hasta la operativa financiera ligada al consumo o a la inversiones en bienes duraderos, como la vivienda, o los planes de futuro que cubrirán nuestra necesidades en etapas de nuestra vida sin rentas por trabajo, como son las pensiones complementarias de tipo privado, por ejemplo.

Para afrontar las necesidades financieras de cada momento, necesitamos contar con un adiestramiento, que es lo que entendemos por educación financiera, en términos básicos.

Nuestra Asociación, Spainsif, aporta su grano de arena en el enfoque del ahorro y la inversión responsable, añadiendo una perspectiva adicional a la educación financiera pura, ya que entendemos que las finanzas hay que conectarlas con los valores personales y los de la sociedad. Los ahorros y las inversiones han de ser compatibles con impactos positivos en el medioambiente, en las condiciones sociales, y todo ello con unos esquemas de transparencia y ética en el comportamiento.

Consideramos que la educación financiera tiene que incorporar los valores de la sociedad en la que vivimos, para incluir aspectos referidos a la responsabilidad del ahorrador, la sostenibilidad del destino que se le da a nuestro dinero, la financiación de proyectos respetuosos con el medio ambiente, con los derechos humanos, la transparencia en la información, la RSC de las empresas, etc.

La cultura financiera la entendemos de esta forma y ponemos a disposición de los formadores y del público en general el material necesario para adquirir estos conocimientos, desde nuestra web en abierto, www.spainsif.es , siendo conscientes de que es una labor de todos y que solo con el esfuerzo y el apoyo de todos se lograrán dar pasos positivos en algo que creemos tan fundamental como la educación financiera.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top