diarioresponsable.com El Foro de Davos también se celebra en España, en concreto lo organiza en Madrid la comunidad Global Shapers en la Fundación Rafael del Pino. Nueve paneles de reflexión que desde hoy y hasta el próximo viernes están tratando temas de actualidad, e intentan aportar propuestas y soluciones desde lo local y con mirada global.  “El liderazgo, qué debe tener un líder de hoy” ha sido la cuestión principal de la primera mesa redonda que ha abierto este evento: ¿cuál debe ser el perfil del líder del siglo XXI? ¿Y su currículum? ¿cómo debe comportarse con sus empleados? ¿puede tener ego?

El liderazgo es la capacidad de transformar la visión y la acción y en estos momentos a nivel mundial no es muy boyante. Los expertos dicen que estamos faltos de liderazgo, pero ¿cuáles son las claves para recuperarlo? Así ha introducido Pilar Jericó, socia de BeUp.es, el debate y ha dado la palabra a los que saben del asunto; a los líderes de empresas.

“Estamos viviendo un florecimeinto tecnológico sin precedentes en la humanidad, las tecnologías nos afectan en la vida personal y profesional pero lo fundamental del liderazgo no ha cambiado”, exponía Francisco Román, presidente Vodafone España. Lo que sí que se ha transformado es el contexto, pues hoy en día la información está al alcance de cualquiera y hay herramientas que permiten el reparto del poder. La sociedad exige un gran nivel de transparencia y obviamente esto también llega al líder de una empresa. Para Francisco Román es vital que el líder maneje la tecnología, que sea generoso y que tenga capacidad analítica. ¿El ego? “Es lo que más estorba en la empresa, no hay que llevarlo a lugares donde se trabaja en equipo”, ha subrayado.

Un siglo XXI más tecnológico y más complicado es el contexto que dibuja al líder Rosa García, presidenta de Siemens. “Las empresas y organizaciones con éxito serán las que intenten sacar ventaja de esta complejidad, hay que hacer organizaciones simples con problemas complejos”. Para ella, el líder ideal sería aquel que conceda mucha autonomía a los colaboradores, que de transparencia y confianza y que sobre todo permita decir. “Además, es muy importante que exija a los otros colaboración y que el valor de todos sea mas importante que el suyo personal”.

Que hay cierta crisis de liderazgo es evidente, el descontento hacia los líderes se palpa en la calle, ¿qué es lo que falta? “Los mejores lideres tienen en común una fuerte gestión basada en valores, hay que conectar con las personas no sólo con la misión sino con valores”, ha subrayado Rodrigo Martín, presidente ejecutivo de Randstad España y Latinoamérica. La coherencia entre el discurso y la acción también es un factor fundamental para el buen líder, es lo que Martín denomina como el CV de valores del ejecutivo, también aplicable a la sociedad y al resto de la empresa. “Ahora es necesario que los ejecutivos tengamos un currículum de valores, que se demuestre que el líder encaja con los valores de la organización".

Según Krista Walochik, presidenta de Talengo, el líder es aquella persona que abraza la diversidad, que escucha las voces distintas de sus grupos de interés y que las adapta a su empresa. Un líder inclusivo y con ego. “El problema viene cuando creemos que siempre tenemos la razón, pero el ego en sí no es malo; es necesario y si se mima más se servirá mejor”.

La digitalización de la vida es imparable , las generaciones cambian y las formas de liderar se deben adaptar, es la era del poder repartido y donde la empatía y la escucha es fundamental. “Toca gestionar las emociones, hacer que las cosas pasen y para ello el líder debe ver las nuevas tecnologías como una oportunidad”, indica Asunción Soriano, CEO de Inforpress. Comunicar bien no es sinónimo de avasallar con información. “Hay que contar lo que interesa a la gente, se puede matar por exceso de información, las claves son: saber sentir hacer”. La cercanía es esencial para crear cultura organizativa; se debe de cuida la forma. “La comunicación como idea transversal para el directivo es muy importante para la creación de compromiso. La sociedad no permite vendedores de humo”, detalla Soriano.

Por último, la idea del líder que nunca busca bajar a otro para subir ni se aferra a su posición, “el líder que debe aunar mentes y corazones y debe elevar la felicidad”, explica Mario Alonso, médico y conferenciante. El líder ve más allá y ve lo que hay detrás del perfomance, “pues detrás de un ser humanos siempre hay grandeza”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top