diarioresponsable.com | G4 cómo empezar|Esta es la pregunta que tienen en mente algunos de los responsables de la elaboración de una memoria de RSE / Sostenibilidad GRI, ahora que se acerca el fin de año.

Por una parte GRI permite que las empresas puedan seguir utilizando las versiones anteriores hasta 2015, es decir para las memorias de 2013 y 2014. Sin embargo, se prevé que las memorias G4 van a ser más concisas, y por lo tanto, posiblemente, requerirán  de menos recursos para su elaboración, entonces  ¿por qué esperar?

Aunque algunos hablan de la transición de las versiones anteriores G3 y G3.1 a la nueva G4, realmente no es así, porque la elaboración de una memoria G4 significará, para muchos, un cambio radical, en cómo tratar la RSE/sostenibilidad en sus organizaciones.

En una palabra, G4 requiere que las organizaciones cuenten cómo están  gestionando la sostenibilidad, y aunque parece redundante, esto significa que efectivamente existe una gestión/dirección en el ámbito de la sostenibilidad. Con la G4 se va más allá de que haya un responsable o un director de RSE,  porque trata de si la sostenibilidad es un tema estratégico para la empresa y de cómo se está gestionado por los máximos responsables de la misma. De hecho, el primer requerimiento de la G4.1 es una declaración del máximo responsable de la empresa sobre “la relevancia de la sostenibilidad y la estrategia de la organización para hacer frente a la misma”.

Hasta ahora, un lector informado puede apreciar que muchos informes de sostenibilidad, auto declarados de nivel A, a veces incluso comprobados por la GRI y con algún tipo de verificación externa, aunque estén repletos de información, les falta lo esencial, son poco creíbles, y apenas aportan valor añadido para nadie.

La G4, con su enfoque primordial en lo relevante, obliga a las organizaciones a una transparencia mucho mayor sobre el cómo se están gestionando los temas relevantes, que es mucho más que proporcionar indicadores de desempeño.

La buena noticia es que muchas organizaciones están gestionando aspectos de la sostenibilidad sin llamarlo así. Si no, ¿cómo podrían funcionar?

Por lo tanto, para responder a la pregunta ¿cuándo y por dónde debe empezar?, hace falta formular otra ¿Somos conscientes de cómo gestionamos la sostenibilidad?

Para aquellas organizaciones conscientes del valor estratégico de su enfoque a la sostenibilidad, seguramente ya tendrán un sistema de gestión de la misma, bien definido, y la aplicación de la G4 será una tarea sencilla y les ayudará a ser más transparentes, elaborando memorias que aporten más valor para sus grupos de interés.

Las organizaciones menos conscientes, primero tendrán que tomar conciencia de cómo están gestionando la sostenibilidad, para luego poder contarlo en sus memorias. Inicialmente puede suponer una tarea más ardua que el ejercicio, a veces rutinario, de reunir un montón de indicadores, pero el resultado va a ayudar a que la dirección tome conciencia del valor estratégico de la sostenibilidad y a la larga mejorará su desempeño.

Cualquier organización que quiera utilizar la G4 en el futuro debe empezar ya a trabajar en ella. Sin embargo, para comenzar, es necesario que cualquier organización reflexione sobre cómo está gestionado la sostenibilidad y su valor estratégico. La misma G4 sirve para hacer esta reflexión y, especialmente para aquellas organizaciones menos maduras en sostenibilidad, ayudará a tomar conciencia y a desarrollar sus estrategias en la materia.

Por lo tanto, con independencia del grado de madurez de una organización cuanto antes se empiece, mejor.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top