aseguramiento G4 GRI.A primera vista, la suspensión de los famosos ‘+’s de la G3, como reconocimiento del aseguramiento externo de una memoria de sostenibilidad, puede parecer una relajación en las exigencias de la GRI, más aún, cuando mantiene su postura de recomendar y no requerir el aseguramiento externo, para cualquiera de los dos nuevos niveles de cumplimiento “de acuerdo” con la G4.

Pero en realidad es todo lo contrario, y el nuevo reconocimiento y tratamiento que aporta la G4 al aseguramiento externo, puede proporcionar una diferencia significativa para aquellas organizaciones que deciden optar por este nivel de escrutinio independiente sobre sus memorias de sostenibilidad, y de este modo la organización tendrá la oportunidad de demostrar su compromiso con la sostenibilidad.

Ahora la G4 va mucho más allá del mero reconocimiento general de que la memoria ha sido sometida a algún tipo de revisión o verificación externa, y obliga a detallar en el mismo índice, uno por uno, que contenidos han sido asegurados indicando la referencia a la declaración de aseguramiento incluida en la memoria, y esto supone un importante nuevo reto de transparencia, tanto para la empresa como para el proveedor de aseguramiento.

De esta manera la G4 exige mayor transparencia y permite a los grupos de interés formar su propia opinión, no solo sobre la memoria en su conjunto, sino sobre cada contenido.

Es importante recordar, que en el contexto de una memoria de sostenibilidad, el objetivo principal del aseguramiento externo de la misma, es siempre aumentar su fiabilidad y credibilidad, a fin demonstrar el compromiso de la organización con sus grupos de interés.

Con el nuevo enfoque la G4 consigue que sean los mismos grupos de interés quienes formen su propia opinión, y comprueben si el aseguramiento facilitado hace más fiable la información y fortalece el compromiso de la organización con ellos.

Más aún cuando la G4 da más prominencia a los asuntos relevantes, y es en éstos donde un aseguramiento externo puede aportar más valor para los grupos de interés.

El reto que marca la G4  tanto para informadores como para sus proveedores de aseguramiento, es si los primeros están preparados para el nivel de escrutinio propuesto, y si los segundos están dispuestos a asumir la responsabilidad y los riesgos que supone hacer un aseguramiento concreto de los temas relevantes.

La única norma internacionalmente reconocida para el aseguramiento de memorias de sostenibilidad es la AA1000AS, y hasta que no haya otra, esta marcará la mejor práctica, y de hecho, actualmente, es utilizada por la mayoría de las empresas líderes en sostenibilidad, no solo para demostrar su buen hacer sino además para que la propia dirección esté segura de que su estrategia y gestión de la sostenibilidad son las correctas. Para estas empresas la G4 es una oportunidad más de demostrar su compromiso, y transparencia.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top