Se busca mujer para consejo de administración...¿porque será obligatorio?La presencia femenina sigue siendo una excepción en los consejos de administración de las empresas españolas. Ni siquiera las grandes compañías cotizadas, que deben regirse por las recomendaciones del Código Unificado, aprovechan “el potencial talento empresarial del 51% de la población”, según dice ese texto, que invita además a las sociedades con escasa presencia femenina en sus consejos a hacer un esfuerzo para que esa presencia llegue a la alta dirección y a los consejos. Desde la publicación de esa recomendación en 2006, hasta este momento, pocas cosas parecen haber cambiado.


Los últimos datos del Observatorio Add Talentia sobre la presencia de mujeres en los consejos de administración del Ibex 35, a fecha del pasado 31 de diciembre, arroja un auténtico jarro de agua fría. Seis sociedades carecen de mujeres en sus órganos de administración (Endesa, Gas Natural FENOSA, Iberia, Iberdrola Renovables, Sacyr Vallehermoso y Técnicas Reunidas). Por el contrario, y en el lugar de honor se sitúan REE, FCC  Criteria, Acciona e Inditex. Aún así el porcentaje de las mujeres que se sientan en las mesas de los consejos de esas empresas no supera, en el mejor de los casos, el 27,4% respecto a sus compañeros masculinos.

En términos globales y según los datos del Observatorio Add Talentia, el Ibex sólo cuenta con 52 consejeras frente a 502 puestos de administradores. Dicho en otras palabras: las grandes empresas españolas sólo aprovechan un 10,8% de talento femenino.

La entrada en vigor del Código Unificado supuso un ligero incremento en el número de administradoras (en 2008 hubo 14 consejeras más que en 2007), pero ese impulso se ha ido perdiendo y el crecimiento es tan lento que será imposible cumplir con la Ley de Igualdad. Esta norma pretendía contar en 2015 con “una presencia equilibrada de hombres y mujeres” en los consejos. Al ritmo medio de los últimos cinco años, es decir, unas siete incorporaciones femeninas al cómputo global, el objetivo de la ley no se cumplirá hasta dentro de 21 años. La alternativa para lograr hacer realidad esa norma pasa por la incorporación de 150 mujeres a los consejos de las empresas del Ibex antes de 2015.

La situación, aunque más aguda, no es exclusiva de España. Tanto es así, que algunos países de nuestro entorno se han planteado imponer cuotas. El primero fue Noruega. Ahora se ha unido Francia, que prevé sanciones para aquellas sociedades que desoigan la norma y que cuenta con un calendario de cumplimiento y unas cuotas obligatorias.

Las empresas españolas deberían tomar nota. Más vale hacer las cosas de manera voluntaria pero firme, que tener que acatar una ley sin rechistar por no haber actuado antes. Aún quedan unos años para 2015 y muchas mujeres válidas en el mercado laboral que aportar su visión y su talento a los negocios.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top