john_scadeÚltimamente me da miedo, mucho miedo. Cada vez más en el debate de la RSE se habla de certificación, el Proyecto de ley de Economía Sostenible, la ley de RSE de Extremadura, y hasta la ISO 26000 (todavía no publicada) sobre la cual los expertos que la desarrollaron estuvieron de acuerdo desde el principio que sería solo una guía no certificable, pero ahora se comenta que órganos de normalización podrían utilizarla para desarrollar sus propias normas de RSE certificables. ¡Por favor, alguien me puede explicar cómo se certifica lo no certificable?

 

John Scade

john_scadeÚltimamente me da miedo, mucho miedo. Cada vez más en el debate de la RSE se habla de certificación, el Proyecto de ley de Economía Sostenible, la ley de RSE de Extremadura, y hasta la ISO 26000 (todavía no publicada) sobre la cual los expertos que la desarrollaron estuvieron de acuerdo desde el principio que sería solo una guía no certificable, pero ahora se comenta que órganos de normalización podrían utilizarla para desarrollar sus propias normas de RSE certificables. ¡Por favor, alguien me puede explicar cómo se certifica lo no certificable?

 

Creo que estamos confundiendo las formas con el objetivo. Tenemos claro que la RSE, no se puede certificar. La certificación sirve para demostrar que determinados criterios se han cumplido. Pero la RSE es mucho más que eso, se refiere a la sostenibilidad. Hoy en día, solamente se deben considerar responsables aquellas organizaciones que están trabajando hacía la sostenibilidad.

 

Aquellas organizaciones que realmente están comprometidas con la sostenibilidad tienen que implicar a sus grupos de interés para identificar, comprender y responder a los temas y preocupaciones referentes a la sostenibilidad. Eso se consigue a través de un dialogo activo con ellos, y aunque es importante la forma de llevarlo a cabo, lo primordial es cómo actúa la organización con los resultados del mismo.

 

Se pueden verificar datos, certificar sistemas, pero la única forma de saber si una organización está respondiendo adecuadamente a sus grupos de interés es escuchándolos a través de un dialogo activo y participativo con ellos. Esto se consigue creando un compromiso con ellos, basado en la confianza y transparencia, que por la fuerza significa ser accountable a ellos.

 

La expresión inglesa accountable o accountability, aunque es ampliamente reconocida en el ámbito de la RSE, no tiene una traducción literal en español. Existen algunas traducciones como rendición de cuentas o responsabilidad, ninguna de ellas capta por completo el espíritu del término original en inglés, que además se refiere a la transparencia necesaria de una organización para desarrollar el compromiso con los grupos de interés.

 

No hace falta nada nuevo, ya que la supervivencia de las empresas depende de su competitividad y la única manera de conseguir esto es atendiendo a sus grupos de interés. Las empresas líderes en RSE saben la importancia que ésta tiene para su propia competitividad y sostenibilidad, y por eso se esfuerzan en escuchar a sus grupos de interés, para poder atender sus demandas. Para las empresas las certificaciones responden a una necesidad de sus grupos de interés, no es un fin en sí mismo.

 

Pero ¿cuál es la tendencia actual de estas empresas para avanzar más en la RSE? Las empresas líderes ya saben que su futuro depende de su capacidad de conocer las expectaciones de sus grupos de interés y como están respondiendo a ellas. La verificación de datos y las certificaciones de sistemas aportan poco aquí, las empresas líderes necesitan saber que su gestión está enfocada a los asuntos que preocupan a sus grupos de interés, este es el secreto de su éxito continuado, y esto se hace asegurando su desempeño en sostenibilidad.

 

Un aseguramiento (assurance) consiste en un escrutinio del desempeño de la empresa en sostenibilidad, apoyándose en los criterios y estándares adecuados. Normalmente, se realiza sobre una memoria de sostenibilidad y se refleja en una declaración pública e independiente sobre la misma, basada en la revisión de la integridad y relevancia de los temas tratados y la respuesta de la organización a los mismos.

 

La declaración pública proporcionada por el proveedor de aseguramiento en una memoria de sostenibilidad, demuestra la transparencia de una empresa que se ha sometido al escrutinio de un aseguramiento independiente, aportando así la máxima credibilidad frente a los grupos de interés.

 

Actualmente, la única norma de aseguramiento de memorias de sostenibilidad es la AA1000AS (2008), y de las 17 empresas españolas incluidas en el DJSI publicado recientemente 12 utilizaron esta norma.

 

Propongo que sería mejor para todos si ayudamos a más empresas a asegurar su desempeño en sostenibilidad, y mejorar así su competitividad, en lugar de fomentar más certificaciones.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top