rse Filantropía y sicotrópicos¿Qué tienen que ver la filantropía con el mundo de los sicotrópicos? Nada, que yo sepa, y por eso me sorprende las excesivas e incluso abusivas vueltas que le damos al término para explicarlo, justificarlo, mercantilizarlo, utilizarlo, gestionarlo, venderlo y por qué no disfrutarlo.

 

José Illana Carracedo

rse Filantropía y sicotrópicos

¿Qué tienen que ver la filantropía con el mundo de los sicotrópicos? Nada, que yo sepa, y por eso me sorprende las excesivas e incluso abusivas vueltas que le damos al término para explicarlo, justificarlo, mercantilizarlo, utilizarlo, gestionarlo, venderlo y por qué no disfrutarlo.

 

Desde el propio ámbito de la RSC, se deja claro de forma expresa que no tienen nada que ver con la acción social: "Nosotros no nos dedicamos a dar, nuestro enfoque de la RSC está en el  ADN de la compañia y bla bla bla". Comparto integrante este enfoque pero reconozco que me sorprende "el rechazo" con la que en ocasiones se aborda el tema de la acción social desde una visión de la RSC.

 

Por otra parte nos encontramos con el tema de la economía social. Por supuesto que no es filantropía, pero roza los bordes. Convive y aveces incluso vive de ella. Asociaciones, fundaciones, ongs,... promoviendo, gestionando y seguro que prácticando la filantropía.

 

Luego tenemos a los ricos muy ricos. Aquí resulta que  a los europeos el modelo norteamericano de filantropía nos gusta poco. Cuando empecé en esto de los negocios responsables se marcaba una diferencia muy clara entre el modelo europeo, muy apalancado en una visión de negocio de la RSC (ADN, recuerdan, bla bla bla) y el norteamericano muy asentado en la filantropía de sus líderes (Rockefeller, Gates,...).

 

Aqui debo hacer un inciso, Es  curioso que en los Estados Unidos no haya ministerio de Cultura y sin embargo sea el mayor promotor mundial de cultura (nos guste o no) . Esto es debido al patrocinio, filantropía y capital privado.


Estos días nos hemos encontrado con el proyecto The Giving Pledge que parece que va a mover montañas. Me alegro por las montañas y por los que las mueven. Por cierto hay gente que a esto lo llama filantrocapitalismo.

 

También tenemos el social business que promueve Yunus, no es filantropía y entra dentro de una visión social de la empresa desde su creación a sus resultado. Danone está trabajando con Yunus en un proyecto en Bangladesh vinculado a yogues enriquecidos para garantizar una dieta mínima en la infancia. Yunus dice que no es filantropía, pero Danone...¿realmente no lo percibe como filantropía... sofisticada?

 

En lo patrio, aunque Yunus nos evoca vanguardia, aquí en nuestra querida retaguardía tenemos a nuestras  Cajas de Ahorro. Es cierto que politizadas y con cemento en las cejas pero con un trabajo grande y serio en el mundo del compromiso social ¿Y ahora qué...? ¿Viva Yunus mueran las Cajas?

 

Y por último, nuestra querida Naomi Campbell recibiendo "piedras sucias" (esto no es filantropía, es un regalo). Eso sí, ellas se las regalo a su vez a la Fundación Mandela. ¿Cómo se lavan unas piedras sucias de sangre?

 

Entre medias de todo esto está la ética. Es una pena que aveces no se vea

 

Prometo que para escribir esta entrada no he hecho uso de sicotrópicos. De hecho ayer me paró la Guardia Civil en un control  y dí negativo. La multa vino por otro motivo, pero eso es otra historia.

 

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top