Publicado el
La contaminación atmosférica procedente de la gran industria europea sigue causando importantes daños al medio ambiente, el clima y la salud de las personas. Sin embargo, según un análisis actualizado de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), el coste de esta contaminación ha disminuido aproximadamente un tercio durante la última década.
Alivio en Europa: descienden los costos de contaminación industria

La AEMA ha lanzado la actualización de 2024 de su informe sobre "Los costes para la salud y el medio ambiente de la contaminación atmosférica industrial en Europa", proporcionando la evaluación más reciente de las tendencias de las externalidades de la contaminación de alrededor de 10,000 instalaciones industriales clave en Europa, durante el período de 2012 a 2021. Estas instalaciones contribuyen con datos sobre emisiones y transferencias de contaminantes al Portal Europeo de Emisiones Industriales.

Es crucial comprender el concepto de contaminación atmosférica industrial antes de profundizar en las cifras. Se refiere a la liberación de sustancias y partículas contaminantes en la atmósfera como resultado de actividades industriales, con impactos significativos en la calidad del aire, el entorno y la salud humana. Entre los contaminantes atmosféricos industriales más frecuentes, destacamos:

  1. Gases de efecto invernadero: Emisiones como dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxidos de nitrógeno (NOx) provenientes de las industrias contribuyen al cambio climático y al calentamiento global.
  2. Partículas en suspensión: Pequeñas partículas sólidas o líquidas, liberadas por actividades industriales, afectan la calidad del aire y la salud respiratoria.
  3. Óxidos de azufre (SOx): Originados principalmente en la quema de combustibles fósiles, estos óxidos contribuyen a la lluvia ácida, afectando la salud humana y el medio ambiente.
  4. Óxidos de nitrógeno (NOx): Generados por la combustión de combustibles fósiles, contribuyen a la formación de smog y afectan la calidad del aire y la salud respiratoria.
  5. Compuestos orgánicos volátiles (COV): Emitidos por procesos industriales, estos compuestos pueden contribuir a la formación de smog y afectar la calidad del aire, algunos incluso siendo cancerígenos.
  6. Metales pesados: La liberación de metales como plomo, mercurio y cadmio por parte de la industria puede tener consecuencias perjudiciales para la salud humana y el ecosistema.

La evaluación de la AEMA destaca que los costos asociados a la contaminación atmosférica causada por las mayores instalaciones industriales en Europa son significativos, oscilando entre 268,000 y 428,000 millones de euros al año. En 2021, estos costos representaron aproximadamente el 2% del PIB de la Unión Europea. Sorprendentemente, solo el 1% de las instalaciones más contaminantes, muchas de ellas centrales eléctricas de carbón, generaron la mitad del daño total.

A pesar de estos desafíos, hay señales alentadoras. Los expertos informan que los costos medioambientales y sanitarios de la industria europea disminuyeron en un tercio (-33%) desde 2012 hasta 2021. El sector energético de la UE lidera este descenso, contribuyendo en un 80%, gracias a la adopción de las mejores técnicas disponibles (MTD) y la transición hacia energías renovables y combustibles menos contaminantes.

El informe sugiere que el Pacto Verde Europeo ha desencadenado una transformación hacia una industria más ecológica y digital en Europa. Iniciativas recientes, como la revisión de la Directiva de Emisiones Industriales y el nuevo Reglamento del Portal de Emisiones Industriales (IEPR), buscan impulsar la gran industria europea hacia la descarbonización, la contaminación cero, la economía circular y la innovación. Se espera que el fortalecimiento de la Directiva de la UE sobre la calidad del aire respalde aún más este progreso al alinear los límites de contaminación con las directrices basadas en la salud de la Organización Mundial de la Salud.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies