El presidente y director ejecutivo de BlackRock, Larry Fink, como cada año, ha publicado una carta destinada a los consejeros delegados de las empresas en las que invierten en nombre de sus clientes, con el objetivo de destacar los temas que considera vitales para obtener una rentabilidad duradera a largo plazo y ayudarles a alcanzar sus objetivos. Este año, los principales temas que abordó el líder de la gestora de activos más grande del mundo fueron: la centralidad de las empresas con propósito; el capitalismo; la pandemia y sus transformaciones en el tejido empresarial; la sostenibilidad y el medioambiente.
Larry Fink: "las empresas con propósito liderarán el cambio"

Este año, en primer lugar, Fink hizo hincapié en la importancia de que las empresas tengan un propósito. Al respecto expresó: “A lo largo de las tres últimas décadas, he tenido la oportunidad de hablar con innumerables consejeros delegados y aprender lo que distingue a las empresas verdaderamente grandes. Una y otra vez, lo que todas comparten es que tienen un claro sentido de la finalidad, valores coherentes y, sobre todo, reconocen la importancia de comprometerse con sus principales grupos de interés y cumplir con ellos. Esta es la base del capitalismo de las partes interesadas.”

Por otra parte, analizó la situación del capitalismo y afirmó que no es una cuestión política. No es una agenda social o ideológica. Como era de esperar, el CEO de Black Rock también dedicó algunos párrafos a la pandemia. Sobre este tema afirmó que la llegada del coronavirus ha impulsado una evolución en el entorno operativo de prácticamente todas las empresas: “Está cambiando la forma de trabajar y de comprar de los consumidores. Está creando nuevos negocios y destruyendo otros. Y lo que es más importante, está acelerando drásticamente el modo en que la tecnología está remodelando la vida y los negocios. Las empresas innovadoras que buscan adaptarse a este entorno tienen un acceso más fácil que nunca al capital para hacer realidad sus visiones. Y la relación entre una empresa, sus empleados y la sociedad se está redefiniendo.”

Además, en su opinión, la pandemia ha modificado sustancialmente el mundo laboral. Sobre este aspecto argumentó que hoy los empleados de todo el mundo buscan más de su empleador, incluyendo más flexibilidad y un trabajo más significativo. A medida que las empresas se reconstruyen saliendo de la pandemia, los directores generales se enfrentan a un paradigma profundamente diferente al que estamos acostumbrados.  Las modificaciones en el mundo laboral, según Fink, van más allá de las cuestiones salariales y de flexibilidad.  Desde su mirada: “Además de cambiar nuestra relación con el lugar de trabajo, la pandemia también ha puesto de manifiesto cuestiones como la igualdad racial, el cuidado de los niños y la salud mental, y ha revelado la brecha entre las expectativas generacionales en el trabajo”.

Si bien el capitalismo, y no el clima, fue el protagonista de la carta de este año, la sostenibilidad y el rol de las empresas en la protección del planeta, más concretamente, ante el reto de la des carbonización fueron otros de los temas nodales de su escrito. El presidente y director ejecutivo de BlackRock dejó en claro que la mayoría de las partes interesadas -desde los accionistas hasta los empleados, pasando por los clientes, las comunidades y los reguladores- esperan ahora que las empresas desempeñen un papel en la descarbonización de la economía mundial. En esta línea, afirmó que uno de los factores más trascendentes a la hora de asignar capital a una empresa es y será la eficacia con la que esta afronte la transición energética.  En su opinión: “Nos centramos en la sostenibilidad no porque seamos ecologistas, sino porque somos capitalistas y fiduciarios de nuestros clientes. Eso requiere entender cómo las empresas están ajustando sus negocios a los enormes cambios que está experimentando la economía. Como parte de ese enfoque, pedimos a las empresas que establezcan objetivos de reducción de gases de efecto invernadero a corto, medio y largo plazo. Estos objetivos, y la calidad de los planes para alcanzarlos, son fundamentales para los intereses económicos a largo plazo de sus accionistas. También es la razón por la que les pedimos que emitan informes coherentes con el Grupo de Trabajo sobre Divulgación Financiera Relacionada con el Clima (TCFD): porque creemos que son herramientas esenciales para comprender la capacidad de una empresa para adaptarse al futuro.”

El líder de la gestora de activos más grande del mundo vaticina que las inversiones sostenibles continuarán en ascenso en los próximos años.  En sus palabras: “Creo que la descarbonización de la economía mundial va a crear la mayor oportunidad de inversión de nuestra vida. También dejará atrás a las empresas que no se adapten, independientemente del sector al que pertenezcan. Y al igual que algunas empresas corren el riesgo de quedarse atrás, también lo hacen las ciudades y los países que no planifican el futuro. Se arriesgan a perder puestos de trabajo, aunque otros lugares los ganen. La descarbonización de la economía irá acompañada de una enorme creación de puestos de trabajo para aquellos que se comprometan con la necesaria planificación a largo plazo.” Sin embargo, Fink advirtió que es importante reconocer que los productos ecológicos suelen tener un coste más elevado hoy en día. Es por esto, que reducir esta prima verde será esencial para una transición ordenada y justa.

Fink utilizó la carta de este año, publicada en el sitio web de la empresa el pasado lunes 18 de enero, para exponer claramente su posición sobre los combustibles fósiles: “El capitalismo tiene el poder de moldear la sociedad y actuar como un poderoso catalizador del cambio. Pero las empresas no pueden hacerlo solas y no pueden ser la policía del clima. Ese no será un buen resultado para la sociedad. Necesitamos que los gobiernos proporcionen vías claras y una taxonomía coherente para la política de sostenibilidad, la regulación y la divulgación en todos los mercados. También deben apoyar a las comunidades afectadas por la transición, ayudar a catalizar el capital para los mercados emergentes e invertir en la innovación y la tecnología que serán esenciales para descarbonizar la economía mundial”. Y concluyó: “Por eso es más importante que nunca que su empresa y su dirección se guíen por su propósito. Si se mantienen fieles al propósito de su empresa y se centran en el largo plazo, al tiempo que se adaptan a este nuevo mundo que nos rodea, ofrecerán rendimientos duraderos a los accionistas y ayudarán a hacer realidad el poder del capitalismo para todos.”

*** Puedes leer la carta completa aquí  

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top