En un informe aprobado el pasado jueves 25 de marzo en la Comisión Europea con 646 votos a favor, 3 en contra y 39 abstenciones, el pleno subraya que la basura marina, y especialmente los micro- y nanoplásticos, suponen una grave amenaza para varias especies de la fauna marina, para los pescadores y los consumidores. Es por esto que, las y los eurodiputados quieren acabar con el uso de poliestireno expandido para los productos de la pesca.
El Parlamento europeo pide medidas urgentes para reducir los residuos marinos

La contaminación de los océanos es una problemática cada vez más grave y que ha ido en aumento en los últimos años. Los residuos flotantes en la superficie sólo representan el 1 % del plástico presente en los océanos. En el caso del Mediterráneo, cada día se vierten en este mar 730 toneladas de residuos, y cada año llegan a él 11 200 toneladas de plásticos vertidos en la naturaleza, según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

 Ante esta preocupante situación, en un informe aprobado el pasado jueves 25 de marzo en la Comisión Europea con 646 votos a favor, 3 en contra y 39 abstenciones, el pleno subraya que la basura marina, y especialmente los micro- y nanoplásticos, suponen una grave amenaza para varias especies de la fauna marina. Es por esto que, potenciar el reciclaje en el sector pesquero y disminuir el uso de plástico es fundamental para limpiar nuestros mares de basura, según el Parlamento.

Los residuos de la pesca y la acuicultura constituyen el 27 % de la basura marina. La Cámara reclama por eso acelerar el desarrollo de una economía circular en este sector mediante la eliminación gradual de los envases de poliestireno expandido y la mejora de los canales de recogida y reciclaje de residuos. Los eurodiputados también quieren diseños más ecológicos para los aparejos de pesca.

El texto destaca que un consumidor medio de moluscos del Mediterráneo ingiere por término medio 11 000 fragmentos de plástico al año. El sector pesquero pierde entre el 1 y el 5 % de sus ingresos por la basura marina. En la UE sólo se recicla el 1,5 % de las artes de pesca y algunos aparejos abandonados, perdidos o descartados (ALDFG) siguen activos durante meses o incluso años. Las “redes fantasmas” afectan indistintamente a toda la fauna marina, incluidas las poblaciones de peces, advierte el PE

Ante la gravedad de la problemática, la Comisión Europea advierte que la UE debe tomar medidas urgentes contra la contaminación. Para atajar este problema, los eurodiputados piden a la Comisión y a los Estados miembros que adopten las Directrices voluntarias sobre el marcado de las artes de pesca de la FAO. Asimismo, el informe pide medidas comunes a nivel comunitario para disminuir el uso de plásticos y luchar contra la contaminación de ríos, cursos de agua y litorales, procedente en su mayoría de tierra firme. Los eurodiputados quieren, por último, incentivar la investigación sobre el impacto de los nanoplásticos y microplásticos en los recursos pesqueros y la salud humana.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top