En este sexto videoblog de AUARA que se difunde a través de Diario Responsable, Pablo Urbano, cofundador de esta empresa social y voluntario de vocación, explica, desde su propia experiencia, algunos puntos clave a tener en cuenta cuando decidimos prestar nuestra ayuda a través de un proyecto de voluntariado.
¿Quieres hacerte voluntario? Apunta estos consejos

El primer paso, una vez hemos decidido el tipo de actividad que queremos llevar a cabo y la ubicación a la que deseamos ir, es informarse de las costumbres, el idioma y los aspectos culturales de la comunidad de destino.

Pero hay otras muchas recomendaciones, como proteger nuestra propia salud para proteger la de los demás, para lo que es necesario vacunarse. O ser conscientes de que vamos a unirnos a una nueva comunidad y los nuevos seremos nosotros, por lo que no deberemos entorpecer la vida diaria del lugar ni entrometernos en las tareas de otros que ya están en el terreno, como cooperantes, misioneros o voluntarios. Además, recuerda que es básico “evitar paternalismos, no creerse el salvador del mundo, ser humilde y ser uno mismo”.

“Todos estos consejos son interesantes, pero quizás el más importante es que no vayas porque tú lo necesitas, sino porque lo necesitan las personas a las que vas a ayudar allí”, comenta Pablo Urbano, quien asegura que, una vez que se prueba, engancha y muchas personas repiten. A él el voluntariado le atrapó en 2015, cuando se fue a Etiopía con Paco Moreno, fundador de la ONG Amigos de Silva, para colaborar en un proyecto relacionado con el agua.

Cuando uno regresa de una experiencia de voluntariado, la vuelta a la vida normal suele ser complicada. El cofundador de AUARA invita a escribir esas vivencias y compartirlas, y sugiere: “No olvides lo que has vivido allí, pero no dramatices ni reniegues de la sociedad en la que vives”.

En AUARA llevan el voluntariado dentro de su esencia. Desde su nacimiento han llevado a cabo 37 proyectos de colaboración para construir pozos, sistemas de saneamiento y tanques de recogida de lluvia en áreas que carecen de acceso a agua potable. Siempre trabajan con entidades que conocen la zona y a la población, actuando con respeto y compartiendo experiencias. Sus actuaciones sobre el terreno han ayudado a muchas comunidades a crecer y a mejorar su calidad de vida.

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top