El liderazgo femenino para el cumplimiento de la Agenda 2030 es vital: “La ONU Mujeres define la igualdad de género como un mecanismo imprescindible para conseguir alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), dado que con su efectiva incorporación contaríamos con mayor capital humano para tratar de hacerlos realidad en la fecha prevista”, explica Isabel López, socia fundadora de CANVAS Estrategias Sostenibles.
Mayor liderazgo femenino implica mayor sostenibilidad en las empresas

Según el informe Approaching the Future 2019, de Corporate Excellence, Centre for Reputation Leadership y CANVAS Estrategias Sostenibles, a mayor porcentaje de mujeres en los órganos de toma de decisiones de las empresas, más medidas se ponen en marcha para impulsar la sostenibilidad y generar un impacto social y medioambiental en la sociedad. 

En efecto, en el ámbito empresarial, una de las tendencias más sólidas a nivel mundial es la sostenibilidad, ya no sólo se tiene en cuenta  la necesidad de reducir la huella ambiental de las empresas, sino que el sector privado se movilice activamente para regenerar y salvar el planeta. Los ciudadanos y los otros grupos de interés exigen a las empresas que resulevan los problemas del planeta, contribuyendo así a los objetivos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, un gran reto por delante ya que sólo un 28,7% de los encuestados afirma que sus organizaciones están llevando a cabo acciones para frenar el cambio climático.

¿Estamos presenciando una cultura corporativa basada en la igualdad?

La igualdad de oportunidades es uno de los temas transversales más destacados de la Agenda 2030 y en España con la aprobación de la Ley 11/2018 de Información No Financiera y Diversidad, las empresas tienen que reportar obligatoriamente los datos relacionados con la igualdad, como por ejemplo la brecha salarial. 

Según Approaching the Future 2019, el 57% de las empresas analizadas están implantando acciones relacionadas con la igualdad y la diversidad, a través de planes de igualdad y políticas de conciliación. “No obstante, aún queda un largo camino por recorrer, ya que, por el momento, el Foro Económico Mundial estima que sólo un 34% de mujeres ocupan puestos directivos”, apunta Ángel Alloza, CEO de Corporate Excellence, Centre for Reputation Leadership. La cuestión de la diversidad y de la igualdad de género supone otro de los grandes retos analizados por el estudio, es una tendencia global que reclama la necesidad de reinventar la cultura corporativa hacia valores que defiendan el respeto y la igualdad de oportunidades.

“Sin dudas está cambiando la visión de las mujeres en los entornos de trabajo, y hoy la sociedad cuestiona muchos comportamientos que hasta ahora eran considerados normales, entrando en juego también la reputación de las propias empresas. Por ello, la cultura corporativa se está reenfocando para transformar las disparidades de todo tipo basadas en el género. Y la alta dirección juega un papel fundamental en este cambio”, sostiene Claudina Caramuti, socia fundadora de CANVAS Estrategias Sostenibles.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top