Desde 2013, la entidad ha destinado 100 millones de euros a proyectos sociales y medioambientales, centrando su actividad en seis grandes líneas de acción social: desarrollo local, empleo, discapacidad, vivienda, medioambiente y formación.
Los programas sociales de Bankia han beneficiado a 2,4 millones de personas

"Queremos convertirnos en el banco preferido de la sociedad, pero no se trata de filantropía, sino de ser tremendamente profesionales". Con esta frase definía el objetivo de Bankia su directora general adjunta de Comunicación y Relaciones Externas, Amalia Blanco, en la presentación del informe anual 2018, y añadía que "no solo hablamos de acción social, se espera de nosotros que gestinemos Bankia desde la integridad y la transparencia".

Durante 2018, el importe ascendió a 21 millones de euros, un 7% más que el año anterior, con los que respaldó los proyectos de 815 asociaciones y organizaciones sociales de toda España que beneficiaron a más de 600.000 personas, 6.325 a través de programas de empleo.

Por sus orígenes, Bankia concede gran importancia al desarrollo local. Su director de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), David Menéndez, subrayaba “el gran compromiso que Bankia tiene con la sociedad y con los proyectos más cercanos. Queremos llegar a los colectivos más vulnerables y por ello nuestros proyectos son capilares”.

Tras la fusión con BMN el año pasado, la entidad amplió hasta 11 las fundaciones con las que trabaja “mano a mano” y a las que destinó 4,28 millones de euros. Así, Bankia incorporó CajaGranada Fundación, Fundación Cajamurcia y Fundación Sa Nostra a las fundaciones con las que ya colaboraba: Fundación Montemadrid, Fundación Bancaja, Fundación Caja Castellón, Fundación Ávila, Fundación Caja Segovia, Fundación Caja Rioja, Fundación La Caja de Canarias y Fundación Iluro.

Menéndez también destacaba un proyecto del que dicen sentirse muy orgulloso, y es el programa interno ‘Red Solidaria’, al que destinó 1,9 millones de euros el año pasado. A través de esta iniciativa, y a partir de la consecución de los objetivos comerciales de la red de oficinas, la entidad bancaria facilita a los empleados la posibilidad de elegir los proyectos concretos a los que otorgar respaldo económico. “Red Solidaria es uno de nuestros buques insignia. A través de este programa se hace más patente el orgullo de pertenencia a la entidad ya que los profesionales apoyan aquellos colectivos que ellos mismos han seleccionado”, explicaba.

En cuanto al empleo, David Menéndez decía que "es el problema por excelencia en España y por eso teníamos que actuar". Bankia cuenta con una línea de acción social destinada al fomento del empleo para personas mayores de 45 años, mujeres víctimas de violencia de género y clientes del banco desempleados con necesidades especiales. Durante 2018, la entidad ha promovido 69 proyectos en este ámbito de los que se han beneficiado directamente 6.325 personas. A través de la colaboración con entidades como Cruz Roja y Cáritas, trabaja en la recualificación de personas en situación de vulnerabilidad y mayores de 45 años y ha permitido la contratación de empresas de inserción laboral que emplean a personas con necesidades especiales. En el apoyo al empleo de los jóvenes con talento musical, la entidad financiera presentó en sociedad el pasado ejercicio la Orquesta Sinfónica de Bankia, creada en 2015, que tiene entre sus objetivos fundamentales la formación continua y la inserción laboral de aquellos instrumentalistas que hayan finalizado su periodo de formación reglada.

Otro de sus pilares es la discapacidad. En este aspecto, 39 ONG repartidas por toda España recibieron su apoyo con 1,4 millones de euros que mejoraron las posibilidades laborales de más de 20.800 personas con discapacidad sensorial, física o intelectual.

Respecto a la vivienda social, además de estar adherida voluntariamente al Código de Buenas Prácticas desde marzo de 2012, tiene 3.194 viviendas destinadas al alquiler social a través del Fondo Social de Vivienda y de los acuerdos firmados con la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Canarias, la Comunidad Valenciana y La Rioja.

El responsable de RSC de la entidad financiera se refería a lo que han bautizado como "Pásate al verde", su apuesta por el medioambiente. "Nos hemos comprometido a financiar actividades que mejoren el medio ambiente y tenemos que ser un actor relevante", apuntaba. Bankia además tiene un plan de Ecoeficiencia y Cambio Climático 2017-2020 que persigue la neutralidad de las emisiones de CO2 en 2050. En 2018, destinó 6,3 millones de euros en inversión medioambiental y ha apoyado, con medio millón de euros, el desarrollo de proyectos medioambientales en colaboración con WWF y a través de los acuerdos con las fundaciones de origen.

Por último, la apuesta por la formación se centraliza sobre todo en Dualiza Bankia, que defiende el modelo educativo de la Formación Profesional Dual para hacer frente a la mejora de los datos de desempleo juvenil. Este respaldo a la Formación Dual se ha traducido en los últimos tres años en diferentes iniciativas, proyectos y convenios con distintas administraciones autonómicas.

En 2018, la Fundación Bankia por la Formación Dual, a través de su marca Dualiza Bankia, ha desarrollado proyectos que han beneficiado a más de 4.000 alumnos adaptando sus perfiles a los requerimientos de las empresas. “Desde Dualiza Bankia estamos convencidos de que la educación es el mejor instrumento para una mayor cohesión social. Apostamos por la FP y su modalidad dual ya que permite que los perfiles de los alumnos se amolden a las necesidades de las empresas, haciendo más competitivas a estas y, en definitiva, a nuestra economía. Solo en 2018 hemos trabajado con 241 empresas y 106 centros educativos”, ha resaltado el director de Proyectos de Dualiza Bankia, Juan Carlos Lauder.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top