Un estudio publicado en la revista Renewable and Sustainable Energy Reviews pormenoriza todo un argumentario para demostrar que sería posible: "No hay obstáculos en el camino hacia un futuro 100% renovable", señalan sus autores Tom Brown y Christian Breyer, en respuesta a los que dicen que no sería factible. Solo hay que reinventar el sistema energético.
¿Pueden las renovables cubrir toda la demanda energética? Parece que sí
Christian Breyer, profesor de la Universidad Tecnológica de Lappeenranta

El artículo trata de rebatir otro publicado anteriormente por un equipo de expertos en el que se señalaba que depender de las renovables tienen riesgos importantes, como que se produzcan situaciones climáticas extremas que originen que haya poca luz solar. También cuestionaban la disponibilidad de viento, así como la capacidad de las redes eléctricas para manejar un alto grado de variación en la fuente de energía. 

En su artículo titulado "Respuesta a 'La carga de la prueba: una revisión exhaustiva de la viabilidad de sistemas de electricidad 100% renovables" Una de las soluciones que propone es que ya hay tecnología para abordar los problemas de suministro planteados, apuntando al gas sintético, producido por energía renovable en tiempos de superávit, como una forma de compensar el déficit de energía temporal en el peor de los casos.

Los dos autores, Tom Brown (del Instituto de Tecnología de Karlsruhe, Alemania) y Christian Breyer (profesor de la Universidad Tecnológica de Lappeenranta, Finlandia) consideran que hay soluciones técnicas para todos los puntos que plantearon sus colegas utilizando la tecnología actual. Y creen que, además, con soluciones  absolutamente asequibles, especialmente dados los bajos costes de la energía eólica y solar. Con ellos, también han participado colaboradores del Consejo Sudafricano de Investigación Científica e Industrial, la Universidad Tecnológica de Delft y la Universidad de Aalborg, que han analizado cientos de estudios de toda la literatura científica para responder a cada uno de los problemas y escenarios posibles. Demuestran que no hay obstáculos en el camino hacia un futuro 100% renovable.

Los largos períodos invernales sin viento ni sol y además con alta demanda de electricidad se pueden salvar, según Brown, con energía hidráulica, biogás y biomasa, utilizando baterías y otros medios de almacenamiento. Si todas estas fuentes de energía disponibles de reserva no son suficientes, entonces en el peor de los casos, el exceso de energía eólica y solar puede generar hidrógeno o gas sintético, que luego se reconvierte según sea necesario, afirma. Y añade que para mantener la estabilidad de la red en un sistema dominado por la energía eólica y solar, hay una serie de soluciones técnicas, desde estabilizadores giratorios hasta soluciones electrónicas más nuevas. Brown y Breyer han recopilado una serie ejemplos de buenas  prácticas de los operadores de redes de todo el mundo, desde Dinamarca hasta Tasmania.

Un punto importante de su análisis es que distinguen entre lo factible y lo viable. Para ellos, factible indica que algo es técnicamente posible en el mundo de la física "con tecnología actual o casi actual". Mientras que la viabilidad está relacionada con factores socioeconómicos, muy vinculados a costes razonables, aspectos sociales y políticos. 

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top