Y además lo audita en todos los fondos que tengan más de 500 millones de patrimonio, según ha explicado el director ejecutivo de Lazard Fund Managers, Domingo Torres-Fernández. Su fondo Lazard Equity SRI, uno de los fondos ISR de mayor trayectoria y antigüedad en el mercado francés, lleva 17 años conciliando la rentabilidad y el control de riesgos con una escrupulosa gestión extrafinanciera.
ISR.- Lazard Frères exige a sus analistas informes de huella de carbono y transición energética

Domingo Torres-Fernández remarcó el compromiso con la ISR del grupo Lazard se inició en 1999 cuando se planteó integrar la filosofía ISR en el centro de la toma de decisiones, de la mano de Vigeo Eiris y otros partners como Trucost. Una apuesta asumida por las dos gestoras del grupo. Este camino se ha reafirmado con su adscripción a los PRI de Naciones Unidas y a Spainsif desde febrero de 2015 y por la formulación, “escrita en el mármol”, de una política de inversión sostenible que afecta tanto a la selección de activos, como a todos sus procesos, el engagement y la política de voto, que ejercen al 100% en el caso del fondo Lazard Equity SRI desde el año pasado en todas las posiciones que tienen en cartera. En Lazard, afirmó Torres-Fernández, los factores ASG pesan más del 40% en las decisiones de inversión en la fase de construcción final de cartera para los fondos de renta fija, por ejemplo.

Durante el desayuno 'ISR, un binomio rentabilidad-riesgo atractivo a largo plazo', organizado por Spainsif en la sede de Cecabank en Madrid, tanto Torres-Fernández como Axel Laroza, gestor de este fondo, explicaron que Lazard Equity SRI combina dos filtros: uno extra financiero y uno financiero, siendo los dos necesarios e igual de importantes para ser eficientes en su portafolio. En este sentido, y sin apenas variación en los últimos 17 años, el Lazard Equity SRI aplican diversas estrategias combinadas, como la exclusión, la selección positiva, best-in-class y la integración.

Respecto a la gestión del portafolio, lanzaron el fondo con la convicción de que la performance económica de una empresa sólo puede ser sostenible si tienen en cuenta un número suficiente de aspectos extra financieros. Por ello, la valoración de capital humano y la comprensión de la prevención del riesgo ambiental juntos son lo que sostiene la performance económica.

Los criterios extra financieros están en el core de su filosofía de inversión de activos SRI: llama la atención que los aspectos relativos a los recursos humanos pesan el 40% (formación, seguridad laboral, medidas de redimensionamiento, política de remuneraciones), el entorno ambiental el 30% , los derechos humanos el 10%, la implicación de la comunidad el 10% y la relación con los stakeholders (cliente-proveedor) el 10%, valoraciones facilitadas por Vigeo-Eiris. El análisis de los indicadores de gobierno corporativo lo realiza internamente el equipo de Lazard.

Laroza enfatizó que el gobierno corporativo es un criterio fundamental en el proceso de selección de activos: la gobernanza es constantemente monitorizada y los resultados deben reunir los requerimientos de la compañía, especialmente en lo relativo a la político de retribuciones y a los conflictos de interés. Desde esa óptica, aplican sus principios esenciales de crecimiento, rentabilidad a largo plazo y valoración de activos.

Según Laroza, si reduces riesgos sin afectar a la rentabilidad estas generando valor añadido, como se aprecia en el performance de este fondo, que con una beta cercana a 1, obtiene el 65% de rentabilidad a 10 años frente a 42% de Eurostoxx. Por todo ello, se sitúa como el segundo fondo entre los 17 de referencia en su benchmark en términos de performance agregada desde su lanzamiento.

Adicionalmente, Axel Laroza hizo hincapié en el foco de Lazard en la medición de la huella de carbono y la transición energética, de manera que su fondo alcanza el nivel 100 según las auditorías realizadas Trucost y Vigeo Eiris, ponderandolo por sectores

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top