La innovación debe atender todas las facetas de la RSE para que se garantice el desarrollo sostenible de la sociedad. Toda creación tecnológica que se haga debe tener como fin la mejora social
La innovación tiene que ir de la mano de la RSE

Esta ha sido una de las principales conclusiones del I Congreso “Innovación, RSC y Consumo 2017”, convocado por la Asociación General de Consumidores (ASGECO Confederación) y la Unión Nacional de Cooperativas, Consumidores y Usuarios de España (UNCCUE), con la colaboración de la Cátedra Google de Privacidad, Sociedad e Innovación de la Universidad CEU San Pablo y que ha contado con la presencia de la administración pública, empresarios, organizaciones de la sociedad civil, consumidores y estudiantes.

Este Congreso, celebrado los días 6 y 7 de noviembre, ha tenido lugar en el Salón de Grados de la Universidad CEU San Pablo de Madrid y su objetivo ha sido el de dar a conocer buenas prácticas y nuevos retos en materia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC/RSE) e innovación tecnológica, poniendo énfasis en los consumidores y el bienestar social. 

En el 75 aniversario de UNCCUE, su presidenta, Julia Santiago inauguró el Congreso con una ponencia sobre la trayectoria de esta organización y sobre los valores cooperativistas, que contienen en su ADN a la Responsabilidad Social. “Las cooperativas son las precursoras de la RSE. Cuando se pide que las compañías cuiden sus impactos sociales y medioambientales se está apelando a los valores tradicionales del cooperativismo”, destacó Santiago. Asimismo, insistió en el papel transformador que juegan las personas en su día a día y que sirve de base al proyecto #Coopsumidores, que lanzaron hace dos años junto a ASGECO: una iniciativa que busca la mejora social del consumidor, como promotor de un nuevo modelo de sociedad colaborativa y comprometida, incorporando principios y valores de consumo responsable. Del mismo modo, la presidenta de UNCCUE resaltó la importancia de que las cooperativas se adapten a las nuevas tecnologías para poder crecer y avanzar.

Durante esta primera jornada, dedicada a la RSC, se dieron a conocer enfoques diversos desde ámbitos como la administración pública, la empresa o la sociedad civil.

Pablo García-Valdecasas, director de la unidad de Autónomos, Economía Social y RSE de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, explicó cómo la RSE se ha ido instaurando en España y cómo esta no implica solo una preocupación por el medio ambiente, sino también por la igualdad, la ética, la solidaridad, la transparencia o la lucha contra la corrupción.  

Ser socialmente responsables no es sólo una cuestión de marketing o imagen de marca, sino que está demostrado que es un elemento de competitividad que impacta de forma positiva en los resultados económicos, genera empleo y mejora el sentido de pertenencia de los trabajadores, según expuso Pedro Sobrino, de Madrid Foro Empresarial. “Más que de Responsabilidad Social Corporativa podría hablarse de Responsabilidad Social Competitiva”, añadió.

En esta primera jornada, en la que participaron con la exposición de sus iniciativas y buenas prácticas, organizaciones como CIRIEC-España, Spainsif, Hazloposible, FESBAL, Madrid Foro Empresarial, UST Global, Loterías Solidarias, Philip Morris y UNCUMA, quedó claro que la Responsabilidad Social solo será efectiva si todos los sectores de la sociedad civil se involucran y juegan un papel proactivo en la consecución del desarrollo sostenible. 

En las sesiones del martes, dedicadas a la innovación, se debatió sobre nuevos retos del consumo frente a la tecnología y prácticas innovadoras para una ciudadanía responsable, con ponencias e intervenciones que incidieron en cuestiones jurídicas, políticas y filosóficas sobre privacidad, datos personales, seguridad, integridad o protección de las propiedades intelectual e industrial.       

Un ejemplo de práctica innovadora dentro del nuevo concepto de las “Smart cities” o ciudades inteligentes es el Ayuntamiento de Gijón, que detalló su estrategia de gobierno abierto a partir del uso de las TIC para y con la ciudadanía.

José Luis Piñar, Titular de la Cátedra Google y Catedrático de Derecho Administrativo, analizó la compatibilidad entre el Derecho -poniendo el énfasis en la privacidad, a la que calificó como “uno de los derechos protagonistas de la sociedad”- y la innovación. “La innovación y el Derecho” -recalcó-, “no son incompatibles”. Según el Profesor Piñar, “lo que resulta imprescindible es tener presente que la protección de la privacidad ha de plantearse formulando principios capaces de hacer frente a situaciones en materia de innovación que puedan desarrollarse en el futuro” 

Por otro lado, el experto en ciberseguridad Neftalí Mañes, de Symantec y Manuel Ignacio Feliu Rey, catedrático de Derecho Civil de la Universidad Carlos III de Madrid, resaltaron que ya estamos en la ola del cambio tecnológico y si bien no hay que tenerle miedo, debemos adoptar actitudes proactivas de cambio para adaptarnos a ella y no quedarnos relegados, siempre bajo la premisa de la sensatez y conciencia en el uso responsable de las tecnologías y avances. 

También participaron en esta jornada Juan Ramón Meléndez Agudín de ECOEMBES, Eduardo Asensio Leyva, de la Subdirección General de Propiedad Intelectual del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Mónica Castilla Baylos, de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), y Juan Antonio Hernández Corchete, Letrado del Tribunal Constitucional.

En la última ponencia Cristina Maroto, de ASGECO, situó a la persona y al consumidor en el centro de los avances tecnológicos, como eje integrador y motor del cambio social. Animó a los asistentes a empoderarse y adoptar actitudes colaborativas, sostenibles, responsables en sus decisiones diarias y su relación con el entorno y las personas del mismo.

En el cierre, Francisco Fonseca Morillo, Director General Adjunto de la Dirección General de Justicia y Consumidores de la Comisión Europea, contó cómo desde ese órgano se está buscando implementar un “New Deal for Consumers” para el año 2019, un nuevo marco de referencia con instrumentos de compensaciones y soluciones jurisdiccionales o arbitrales para los consumidores europeos.

Para clausurar el Congreso, José Carrero García, Presidente de ASGECO, destacó la necesidad de que los consumidores estén informados y sean proactivos en todas las esferas, tanto asumiendo actitudes responsables como a la hora de exigir cambios y responsabilidad a la administración pública, a su empresa y a su entorno.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Empleo RSE

Alcampo - Madrid

Ernst & Young - Madrid

Empresa del sector alimentación - Madrid

Nestlé - Barcelona

Top