Emilio botín

La Comisión de Control del Plan de Pensiones Santander Empleados aprobó en su última reunión, celebrada hace una semana pasada, que en el 28 por ciento de los 66 millones que gestiona se tenga en cuenta criterios sociales, medioambientales y de gobierno corporativa.

Diario Responsable/ Servimedia.- La Comisión de Control del Plan de Pensiones Santander Empleados aprobó en su última reunión, celebrada hace una semana pasada, que en el 28 por ciento de los 66 millones que gestiona se tenga en cuenta criterios sociales, medioambientales y de gobierno corporativa.

Emilio botín

En concreto, este tipo de criterios se tendrán en cuenta para la gestión del 15 por ciento del fondo que esta invertido en renta variable y el 13 por ciento que esta invertido en renta fija privada, según fuentes sindicales.

En dicha reunión, además del ideario ético para la inversión socialmente responsable del fondo, también se aprobó su adhesión a los Principios de Inversión Responsable de Naciones Unidas (PRI).

El ideario ético se basa en criterios valorativos que puntúan a las sociedades, dando lugar a una valoración global de cada compañía como aceptable o no recomendable a la hora de invertir.

La gestora del plan, Santander Asset Management, aplicará las valoraciones obtenidas de acuerdo con el ideario ético aprobado, a la hora de decidir las inversiones a realizar.

Los cinco campos de análisis de estas inversiones, son: Derechos humanos, gobierno corporativo, relaciones con grupos de interés (empleados, sindicatos, clientes) medio ambiente y otros asuntos éticos.

Además, la Comisión de Control ha determinado los criterios excluyentes que harán que una compañía sea no apta para la inversión por parte del Fondo: Mal uso de la energía nuclear, tratamiento de residuos tóxicos, contaminación y polución del medio ambiente, explotación o trabajo infantil, incumplimiento de los derechos humanos universales, pornografía infantil, fabricación y venta de armas nucleares, bombas de racimo y minas antipersona y publicidad irresponsable o malintencionada de alcohol, tabaco, pornografía y juego.

La suscripción de los PRI supone, además de invertir con estos criterios, la posibilidad de ejercer los derechos políticos de las acciones de las empresas donde el Plan de Pensiones invierta, difundir y promover estos principios, y colaborar en su aplicación.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top