• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
La compañía sueca está decidida a transformar su modelo de negocio de lineal a circular. Un nuevo marco de trabajo denominado "Salvemos los muebles" que se basa en cinco palabras: Cuida, Repara, Customiza, Dona y Recicla. IKEA Ibérica comprará productos a sus clientes e instalará máquinas de recogida bonificada de bombillas LED. "Queremos alargar la vida de los muebles", ha subrayado su dirse Mercedes Gutiérrez
IKEA España da un golpe circular en la mesa

"El derroche de recursos es un desastre para la humanidad", nadie descubre nada. Sin embargo, el que pronunció esta frase fue el fundador de IKEA, Ingvar Kamprad, y lo hizo en 1976 mucho antes que se comenzara a tener conciencia del cambio climático. Hoy, con el planeta pidiendo el SOS, la multinacional sueca, y en concreto su filial española, apuesta por una nueva estrategia de negocio circular. Un modelo que permite nuevas oportunidades a lo largo de toda la cadena de valor desde la materia prima hasta nuevos servicios a los clientes.

"Salvemos Los Muebles" está alineado con el objetivo 2020 de la compañía de ser independiente desde el punto de vista energético, con el de aumentar beneficios y con las tendencias de personalización, reparación y mercados de segunda mano. La economía circular abre un sinfín de oportunidades para acompañar al cliente, más allá del proceso de compra, ayudándole a vivir de forma más sostenible en el hogar: cómo usa, cómo cuida, cómo recicla y cómo reutiliza ha explicado Mercedes Gutiérrez, responsable de Sostenibilidad de IKEA Ibérica.

La nueva estrategia, que su fecha de salida será el próximo 12 de diciembre, parte de la idea de que los productos de IKEA tienen una larga vida: nada de usar y tirar. Eso sí, la durabilidad también del cuidado que tenga el cliente. Además, se puede y se debe reparar. Tienen máquinas de tornillería en las tiendas y mediante un cuestionario online se pueden solicitar pieza sueltas. La novedad viene en Vender, Donar y Customizar. "En IKEA Ibérica siempre decimos que los residuos son falta de creatividad", ha comentado Gutiérrez antes de desgranar la nueva hoja de ruta.

Será la próxima semana y en las tiendas de Madrid cuando IKEA comience a comprarar productos a clientes. Los productos IKEA que se engloben en una de las categorías seleccionadas (cajoneras, mesas, sillas, vitrinas, escritorios, estanterías, armarios y cómodas) y cumplan una serie de requisitos indicados en la web podrán ser adquiridos por la compañía que, posteriormente los venderá en la sección El Desván de las Oportunidades ubicado en las diferentes tiendas. Asimismo, lanzan una nueva propuesta para potenciar el reciclaje: van a instalar máquinas de recogida bonificada. El cliente podrá depositar la bombilla usada y podrá elegir entre obtener un descuento para la próxima compra en bombillas LED o donar esa gratificación a un proyecto en favor de la infancia vulnerable en nuestro país de las siguientes entidades: ACCEM, CEAR y Save The Children.

Del mismo modo, la empresa sueca implantará puntos de recogida en las tiendas para facilitar a sus clientes la donación de textiles de hogar. A través de Formació i Treball, la Fundación Amiga, será la encargada de separar y clasificar cada pieza para darle el destino más adecuado. También potenciará la customización de los muebles de manera más estratégica.

Este proyecto se implementará en las tres tiendas de Madrid, como mercado piloto, y está prevista su extensión al resto de la geografía española durante el 2017. En los centros madrileños estiman comprar 600 muebles a clientes hasta el próximo 31 de agosto del 2017. El Grupo IKEA está probando diferentes iniciativas relacionadas con economía circular en distintos países como Bélgica y Suecia, España también ha sido elegida como país para implementar este tipo acciones; y para liderar la iniciativa.

El eje central de las marcas a lo largo de la historia ha sido el vender y el servicio postventa, en el siglo XXI quien se quede sólo con eso desaparecerá. La clave está en evolucionar de una relación funcional a la emocional. "Queremos estar cerca de los clientes todos los días de su vida. Preocuparnos por las personas y por el planeta", ha concretado Mercedes Gutiérrez.

En la imagen Miranda Makaroff y su armario customizado para IKEA

@ignaciocayetan

¿Te ha gustado el artículo?

3 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top