Publicado el
La tierra, la madera, la piedra, el hierro o el hormigón son algunos de los materiales más populares en la historia de la construcción y, tras la relevancia del acero y el hormigón armado en las últimas décadas en nuestro entorno, la madera está llamada a volver a vivir una época dorada en la construcción española. Pero, ¿qué factores le están devolviendo la popularidad a la madera? Aunque son muchos los países que pese al paso del tiempo no han cesado su actividad constructiva en torno a este material, en España, hoy en día, se está empezando a construir con madera con sobrecostes acotados respecto a las construcciones tradicionales, lo que supone un verdadero cambio de paradigma en el sector.
¿Será la madera el hormigón del siglo XXI?

La proliferación de promociones en madera en la actualidad responde principalmente a cuestiones como el disponer de otra metodología constructiva ágil y rápida, al compromiso social que está caracterizando hoy a la población y a los objetivos de alcanzar la neutralidad climática para el año 2050 en la Unión Europea. Así lo expone el Estudio de Consumo y Sostenibilidad del Observatorio Cetelem, que indica que el 90% de la población interesada tendría en cuenta la eficiencia energética a la hora de comprar una vivienda.

Esta tendencia ha sido también identificada por Culmia en el informe ‘Tendencias con impacto en la vivienda’, desarrollado junto a la consultora Piece of Pie, donde se identifican siete grandes megatendencias que están manifestándose en la sociedad actual y que tienen una fuerte correlación con el desarrollo del sector inmobiliario y la vivienda en la que habitaremos en los próximos años.

Conjugando tanto la relevancia de la sostenibilidad y la salud en el diseño de nuevos edificios, junto con las bondades que aporta el empleo de la madera, nosotros somos conscientes de la importancia de liderar este cambio y hemos lanzado nuestra primera promoción industrializada construida en madera, Culmia Mar de Calonge, en la Costa Brava y concretamente en Sant Antoni de Calonge (Girona), que albergará 54 viviendas.

En cuanto al papel concreto de la madera en esta promoción, se trata del material esencial del edificio, constituyendo la estructura principal y sus divisiones interiores. Asimismo, se combina con hormigón armado en la cimentación, sótano y planta baja, unido a otros materiales en fachadas y puntos singulares del edificio.

Los beneficios de la madera, tanto para el inquilino como para el medio ambiente, explican su eclosión. En primer lugar, entre ellos destaca aquellas ventajas relativas a la sostenibilidad, por tratarse de un material natural de muy bajo impacto ambiental y con huella de carbono negativa: esto implica su capacidad de absorber CO2 y de ser un material totalmente reutilizable y reciclable. Además, la madera contribuye a impulsar la eficiencia energética, ya que es un buen aislante térmico y un excelente regulador de humedad.

Gracias a ello, los usuarios de las viviendas contarán con propiedades saludables y de confort propias de las cualidades innatas de la madera por los beneficios que aporta a la calidad del aire interior; al confort térmico, regulando la humedad; al acústico, al contar con altas propiedades en reverberación; así como sus particularidades biofílicas. 

Por último, la construcción en madera favorece la industrialización de las viviendas en todos sus procesos, al tratarse de un material ligero, fácilmente manipulable, estable y que admite mucha precisión, optimizando, por tanto, los plazos de ejecución y reduciéndolos.

¿Será, pues, la madera el material de construcción preferido en el siglo XXI? Según datos de Global Market Insights, se espera que el mercado de madera laminada cruzada (CLT) crezca a un ritmo del 14% entre 2021 y 2027. Por lo tanto, la respuesta a la cuestión es clara: la madera en España no será el material que sustituya al hormigón, pero sí será un material que aumentará muy significativamente su nicho de empleo. La innovación en los materiales, con el auge de la bioconstrucción, es solo la punta de un iceberg que engloba los últimos avances que se han ido produciendo en la industria y de aquello que se podrá alcanzar en un futuro con la combinación de las nuevas tecnologías.

No obstante, si de algo tenemos certeza, es que es fundamental la implicación de todos los agentes del sector con el fin de ser cada vez más ambiciosos en el campo de la sostenibilidad y la salud, dada nuestra labor vertebradora en la sociedad y por la responsabilidad social en crear los espacios y emplazamientos que frecuentará las generaciones futuras.

En este artículo se habla de:
Opiniónmaderahormigón

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies