Publicado el
En un mundo cada vez más globalizado, la migración laboral se ha convertido en una realidad innegable. Las personas que buscan oportunidades de trabajo en otros países a menudo se enfrentan a numerosas dificultades, habitualmente provocadas por las barreras lingüísticas y culturales a las que se ven obligadas a hacer frente. En España y particularmente en Huelva, el sector agrario genera una gran necesidad de mano de obra, la cual se cubre, en parte, por trabajadores migrantes internacionales que encuentran en las diferencias idiomáticas y en el choque cultural la mayor limitación para poder desarrollar en plenitud todos los aspectos de su vida laboral y personal.
Prelsi, un referente internacional en la integración social y laboral

A esto en ocasiones se suma la falta de redes de apoyo, lo que aumenta el riesgo de que padezcan aislamiento social o la imposibilidad de acceder con normalidad a todo tipo de servicios sociales públicos o privados como la asistencia sanitaria. Ante esta realidad, debemos ser conscientes de la importancia de contar con sistemas y programas que garanticen el bienestar y la integración de todos los trabajadores extranjeros y nacionales en el sector agrario. 

Históricamente, el sector de los frutos rojos ha sido reconocido como uno de los que más mano de obra extranjera demanda. Dada esta circunstancia y para integrar a todos los trabajadores, desde la industria pusimos en marcha el Plan de Responsabilidad Ético, Laboral, Social y de Igualdad de Interfresa (Prelsi), un proyecto vanguardista y pionero en la integración de trabajadores extranjeros y nacionales en el sector de los frutos rojos de nuestro país. A través del Prelsi, no sólo buscamos promover buenas prácticas empresariales y garantizar el bienestar sociolaboral, sino también superar las barreras y desafíos a los que se enfrentan los trabajadores, especialmente los extranjeros, brindándoles asistencia, asesoramiento y apoyo en todos los aspectos de su vida laboral y personal.

Desde que pusimos este proyecto en marcha en el año 2018, hemos trabajado incansablemente en la atención, asistencia y asesoramiento de los trabajadores y empresas del sector de los frutos rojos. Durante estos cinco años, hemos puesto como epicentro de nuestro trabajo el bienestar de las personas que participan en las campañas de recogida de la fresa y los frutos rojos, ofreciéndoles asistencia en gestiones diversas como mediación sanitaria, bancaria, revisión de las viviendas para asegurar el cumplimiento de la normativa vigente, guía y consejos para la convivencia en la comunidad, entre otros. Todo ello, gracias al trabajo de los consultores de integración, un equipo de personas de diversas nacionalidades con perfecto dominio de la lengua castellana y de los idiomas nacionales de los trabajadores migrantes, que desempeñan un papel crucial en el proceso de inclusión, realizando visitas rutinarias semanales y prestando asistencia las 24 horas en caso de necesidad.

En los últimos años, hemos utilizado el Prelsi como una herramienta clave para integrar a los trabajadores extranjeros en la comunidad agrícola, logrando convertirlo en un proyecto referente para otros sectores tanto a nivel nacional como internacional. Gracias al esfuerzo conjunto y a nuestro enfoque colaborativo, en este tiempo hemos asegurado la participación del 70 % de las empresas y del 50 % de los trabajadores del sector de los frutos rojos. Además, la colaboración entre Interfresa, las empresas agrícolas, los trabajadores, las instituciones públicas y las ONG ha sido primordial para poner en marcha nuestro programa y convertirlo en un valor añadido para el sector de los frutos rojos.

Por eso, el impacto del Prelsi va más allá de las fronteras de España. Nos consta que nuestro modelo innovador y pionero en la integración de trabajadores extranjeros en el sector agrícola es una inspiración para otros sectores y países que también se enfrentan a desafíos similares en términos de migración y empleo en la agricultura. Es el caso de Italia, con el que hemos colaborado para tratar de adaptar e implantar el Prelsi en la zona sur del país. El plan, además, ha demostrado ser una herramienta esencial para erradicar cualquier forma de discriminación o explotación, promoviendo la igualdad de oportunidades y el respeto a la diversidad, valores que son determinantes para construir una sociedad más equitativa y garantizar la dignidad de todos los trabajadores, independientemente de su origen o situación migratoria.

En este artículo se habla de:
Opiniónderechoshumanosinclusiónmigración

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies