Vivimos en un mundo globalizado y esta circunstancia está afectando a las relaciones sociales. La conexión entre personas de distinta procedencia es cada vez más habitual, los equipos de trabajo en las empresas están conformados por trabajadores de distintos países, el comercio exterior, hay cada vez más matrimonios y parejas de distintas nacionalidades.
Tú eres Marca España

Esta circunstancia provoca la necesidad de plantearnos que en la imagen de España pueden incidir para bien o para mal parámetros que antes podían tener menos importancia como pueden ser los comportamientos individuales de los españoles en su vida personal y profesional.

Tenemos que ser conscientes que cuando nos relacionamos con personas de distintos países nosotros vamos a ser “el español” o “la española” y esto es una gran responsabilidad porque la impresión que les transmitamos va a influir en la imagen que vayan a tener de los españoles.

Ser conscientes que representamos a nuestro país en nuestra vida diaria, puede ser un gran aliciente, al igual que los deportistas cuando compiten sienten algo especíal  cuando ganan, a nosotros nos puede pasar igual. Saber que un triunfo profesional nuestro es bueno también para España puede ser el estímulo para perseguir mayores retos en nuestra vida profesional. Es importante salir de nosotros mismos y pensar en grande, esta es una gran oportunidad.

Saber que la actitud que adoptamos en los equipos de trabajo es importante, puede ayudarnos a tomar la decisión de querer liderarlos, ser proactivos, dar más importancia a los valores lo que nos permitirá tomar mejores decisiones, formarnos para mejorar   la comunicación, las relaciones personales y trabajar para conseguir la excelencia profesional. Ser mejores personas nos ayudará en este nuevo entorno a ser mejores profesionales.

Los contratos los conseguimos las personas y el hecho de que un español consiga uno importante para su empresa lleva aparejado su éxito profesional además de un incremento en los ingresos de la compañía, que puede dar lugar a la contratación de más personas, pago de más impuestos y como consecuencia aunque sea mínimamente un beneficio para España y el hecho de que lo haya conseguido un español también mejorará la imagen que de los españoles tengan las personas a las que les afecta en mayor o menor medida ese contrato.

Los estereotipos que existen de los españoles como por ejemplo que hablamos alto, somos impuntuales, hacemos las cosas con retraso, nos afectan a la hora de tener relaciones comerciales con extranjeros. Esa visión negativa, aunque tú no tengas ninguno de esos defectos, vas a tener que desvirtuarla, teniendo en cuenta que la primera imagen que transmites cuando te relacionas es la más impactante, es algo que tendrás que considerar cuando trabajes tu marca personal. Por lo tanto, todos tenemos que colaborar para acabar con ellos y sustituirlos por estereotipos positivos que nos beneficien a todos.

Solemos pensar que nosotros solos no podemos hacer nada para mejorar las cosas, pero eso no es así, si cada uno nos comprometemos con ser mejores personas y profesionales y damos ejemplo, conseguiremos nuestro objetivo contribuir a que se perciba una mejor imagen de España. #túeresmarcaEspaña.

¿Te ha gustado el artículo?

4 No me ha gustado 1

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top