Artículo que pretende diferenciar dos conceptos que hasta el momento los consideran sinónimos, siendo en la práctica indicadores diferentes.
Entre lo sostenible y lo sustentable

Cuando comencé mi compromiso, involucramiento y gestión en los temas de Responsabilidad Socio Ambiental - RSA, como cualquier proceso de intervención metodológica, se establecieron etapas para generar un círculo virtuoso; en donde la práctica y la academia aportan para lograr resultados de desarrollo en las poblaciones y medio ambientes vulnerables.

Es así que, para cerrar el círculo de la intervención encontraba dificultades para establecer el resultado bajo cualquier enfoque de desarrollo. Esto debido a que no siempre se alineaba con la denominada sostenibilidad.

Por otro lado, al realizar un análisis de diferentes intervenciones de RSA por parte de varias empresas privadas -extractivas o no- y más aún, al estudiar las políticas sociales de gobiernos en Latinoamérica, me encontraba con la misma dificultad.

Para poder hacerme entender, pondré a continuación cuatro casos que grafican en gran medida lo que pretendo dar a conocer. Al final de cada caso planteo dos conceptos que parecieran ser sinónimos, más, a la luz de los hechos no son lo mismo pero si considero que son estrictamente complementarios entre sí.

Caso 1: La empresa financia un programa de emprendimiento para grupo de mujeres -incluye capacitación y micro financiamiento-, al quinto año realiza la evaluación de impacto respecto de esta intervención. De cada diez, siete mencionan que sus ingresos han mejorado de manera importante y que siguen con su negocio, tres de ellas refieren que sus parejas siguen bebiendo licor y han mantenido sus conductas agresivas hacia ellas y los hijos. A nivel macro la información indica que hay un incremento de 14% anual de alcoholismo y drogadicción, asimismo los reportes policiales establecen que sigue en incremento la violencia familiar en la zona.
Conclusión: SI SOSTENIBLE, NO SUSTENTABLE.

Caso 2: La empresa financia un programa de talleres vivenciales sobre valores y fortalecimiento de las familias en una comunidad nativa. Participan por separado jóvenes entre 15 y 25 años, así como adultos entre 35 y 60 años. El programa fue financiado por tres años, no continuó debido a que el gobierno central no renovó el compromiso con la empresa. El Ministerio Público refirió que a partir del segundo año de iniciado este programa y dos años posteriores a su interrupción, había disminuido de manera importante los indicadores de alcoholismo y violencia familiar. Sin embargo en la actualidad -luego de cuatro años de interrumpido el programa- se ha vuelto a tener la actividad de denuncias incrementales.
Conclusión: NO SOSTENIBLE, SI SUSTENTABLE.

Caso 3: La empresa viene financiando durante diez años a las promociones del último año escolar secundario. Para ello, aporta dinero para contratar la fiesta de promoción, los premios a los cinco mejores alumnos, el viaje de promoción y un aporte en efectivo para el colegio para gastos corrientes producto de esta celebración anual. La empresa comunicó desde hace tres años que no seguiría con este aporte debido a nuevas exigencias regulatorias de su actividad. Este es el segundo año sin contar con este fondo, el año anterior no se realizó ninguna actividad en cuanto a la promoción escolar se refiere y este año, estando por finalizar el año, tampoco se realizarán actividades. La comunidad educativa, sobre todo los padres de familia exigen al gobierno local que conmine a la empresa para que vuelva a otorgar el financiamiento para las promociones del colegio.
Conclusión: NO SOSTENIBLE, NO SUSTENTABLE.

Caso 4: La empresa, luego del diagnóstico social en una comunidad campesina identificó la precariedad de los centros educativos de su área de influencia, asimismo las dificultades de los alumnos para ir a sus colegios debido a las distancias que deben recorrer para ir de sus casas al colegio, incrementándose con esto la deserción escolar y la calidad de enseñanza. Se realizó un convenio con el gobierno local, en donde la empresa se obligaba a construir y/o mejorar las instalaciones de los centros escolares, así como implementar un programa de enseñanza tipo internado y mejorar las competencias de los docentes. Por su parte el gobierno local suscribió el convenio comprometiéndose al mantenimiento indefinido de la infraestructura de los centros educativos, de los bienes muebles y equipos necesarios para el alojamiento de los alumnos, así como el pago de los docentes hasta ser formalizados por el Ministerio de Educación. El compromiso de financiamiento de la empresa fue por un período de tres años. Luego de siete años, la deserción escolar disminuyó, se reportan ingresos a centros de educación superior por parte de los egresados de estos colegios y buen rendimiento académico.
Conclusión: SI SOSTENIBLE, SI SUSTENTABLE.

Con estos ejemplos quisiera definir los dos conceptos estructurales en cuanto a lo concerniente a RSA.

SOSTENIBILIDAD: proceso de desarrollo en grupos y medio ambientes vulnerables que se mantienen en el tiempo, asegurando las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de futuras generaciones.

SUSTENTABILIDAD: proceso transformacional en grupos y medio ambientes vulnerables que permiten establecer una mejor calidad de vida socio ambiental para preservar el desarrollo de las siguientes generaciones.

“El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente el derecho a destruirla” (Mahatma Gandhi).
“Lamentablemente, muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás. Las actitudes que obstruyen los caminos de solución, aún entre los creyentes, van de la negación del problema a la indiferencia, la resignación cómoda o la confianza ciega a soluciones técnicas. Necesitamos una solidaridad universal nueva” (Enclíclica LAUDATO SI – PAPA FRANCISCO)

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top