diarioresponsable.com La sociedad moderna y el reto de integrar a las personas con discapacidad

En las recientes semanas han tenido lugar dos importantes eventos en materia de discapacidad como ha sido la presentación de la publicación “La Discapacidad en las Memorias de Sostenibilidad” el pasado 11 de marzo y el desayuno del Foro Inserta Responsable el martes 17. Sin duda, eventos como estos deben hacernos pensar y reflexionar sobre la importancia que debe tener hoy en día la inclusión e integración laboral de las personas con discapacidad.

Creo que no existe ninguna duda acerca de los grandes avances que se han producido tanto en la parte de mínimos (que establece la legislación) como de máximos (las mejores prácticas que han implantado y desarrollado las empresas y otras organizaciones) a lo largo de los últimos 25 años, un camino sobre el que se debe seguir progresando.

Si nos ponemos como referencia el contexto normativo, el tratamiento de la discapacidad ha pasado de tratarse a través de un sistema de derechos prestacionales (principios de los 80) donde no se velaba por su integración y la discapacidad estaba en una postura más bien reactiva hasta la etapa actual en la que se busca y se trabaja por la plena integración de las personas con discapacidad en el mundo empresarial.

Las empresas, que tienen un papel fundamental en la inclusión de personas con discapacidad en el mundo laboral, están entendiendo y dando valor a este importante asunto, puesto que las aporta beneficios como una mayor identificación de los empleados con la cultura de la compañía, un aumento de las vocaciones hacia el voluntariado corporativo o el reflejar de forma muy evidente y cercana su compromiso con la sociedad y sus grupos más vulnerables dentro de su propia estructura interna.

Estamos en una parte del camino de la inclusión muy interesante y prometedora, en la que se han realizado importantes progresos pero en la que todavía hay mucho margen de mejora, porque una sociedad que progresa sin hacer partícipes de pleno derechos a todos sus grupos lo hará de forma hueca e insostenible.

Para que se puedan dar estos progresos es importante que los distintos sectores (administración, empresa, ONGs, otras organizaciones y la sociedad en general) sigan trabajando de forma compenetrada escuchándose entre ellos para alcanzar nuevos hitos (La publicación de “La Discapacidad en las Memorias de Sostenibilidad” es un buen ejemplo de ello) y plasmarlos en el día a día empresarial y social. Entre todos tenemos la oportunidad de vivir en una sociedad que realmente progrese y en la que se dé un desarrollo inclusivo para todos los que pertenecen a ella.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top