gestionar orgnizaciones,Hablar de organizaciones es hablar de lo que somos. Fundamentalmente porque somos animales sociales y tendemos a relacionarnos. Allá donde uno va, siempre hay una manera de organizarse. Pero también porque es la manera más eficaz de afrontar eficientemente los retos que la vida nos pone delante. Una empresa, un hospital, una comunidad educativa o un grupo de investigación es más fuerte si funciona como un organismo, como un conjunto que busca una armonía interna, propia, y se interrelaciona hacia dentro y hacia fuera constructivamente.  

Si la económica tiene mucho que ver con las necesidades humanas, como su sentido clásico apunta (la gestión de los bienes familiares, del “oikos”), entonces su plasmación debe contar con la realidad organizativa humana y generar espacios que den respuesta eficaz y relevante a las necesidades que el contexto va poniendo.  

El XXII Congreso de EBEN-España , que la Cátedra ETHOS de la Universidad Ramon Llull organiza bajo el título “Ética, Emociones  y Economía: la gestión actual de las organizaciones”, tiene como principal objetivo una dilucidación actual y puesta al día de esta realidad integral que tanta tradición atesora. Por un lado, el individuo y sus polos esenciales: la capacidad de razonar y determinarse (ética) y el magma vital que lo constituye (emotividad). Y, por el otro, toda la realidad organizativa, en este caso la económica, que tanto marca nuestras sociedades y nuestra realidad cotidiana.  

Podría parecer un tanto alejado lo que nos proponemos, como si quisiéramos hacer converger dos mundos paralelos. Pero nada más lejos de la realidad. Solamente hace falta recordar la obra del padre de la economía moderna, Adam Smith, Teoría de los sentimientos morales (1759), donde la simpatía o una emoción juega un papel fundamental en el desarrollo de las relaciones socioeconómicas y en la sucesiva toma decisiones sostenibles. Y todavía menos si el momento en el que esto se plantea exige tanto de la creatividad ética como del compromiso con lo humano, con aquello que nos hace ser felices o desdichados como individuos y como grupo.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top