somos medios socialesUna justificación desde el punto de vista psicológico.

Muchas veces no vemos más allá de nuestras narices. Y esto me ocurrió a mí. Llevaba tiempo meditando porque la RSC estaba “de capa caída”, porque somos cada vez  menos sociales. Y una explicación plausible desde el punto de vista psicológico la tenía en la teoría de las necesidades de Manslow. 

Según esta teoría el hombre como ser individual es egoísta y sólo en su relación social tiene cabida la responsabilidad social. Pero esta no se logra mientras sus necesidades “individuales básicas” no están cubiertas.

España, hasta hace nada, era un país socialmente increíble:

  • Nadie se moría de hambre. Y creo que aún nadie muere de hambre salvo por voluntad propia. Existe, aún ahora una  red social que, afortunadamente, lo impide. Pocos países pueden decir lo mismo.
  • Por el mero hecho de estar en España (legal o ilegalmente) tenías derecho a la sanidad, llegaras sano o enfermo. Incluso sin aumentar el número de hospitales o plantillas de acuerdo con la cantidad de nuevos clientes, es decir asumiendo listas de espera mayores.
  • Por el mero hecho de estar en España (legal o ilegalmente) los menores de edad  tienen aún derecho a educación gratuita.
  • El apoyo de España a los países y comunidades menos desarrolladas era, desde el ámbito público y privado, tremendamente activo.

Sin embargo, en los últimos meses vemos como la sociedad española es, aparentemente, menos social y, ciertamente aspectos como la RSC, digamos que, se han frenado.

Y esto se puede explicar con la jerarquía de valores de Manslow  en base a la tremenda crisis actual, una gran capa social, ha dado un muy importante paso “hacia abajo” en su calidad de vida y que, por tanto se sienten “abandonadas” por el sistema.

 

1.- Características generales de la teoría de Manslow

Manslow definió en su pirámide las necesidades básicas del individuo de una manera jerárquica, colocando las necesidades más básicas o simples en la base de la pirámide y las más relevantes o fundamentales en la cima de la pirámide, a medida que las necesidades van siendo satisfechas o logradas surgen otras de un nivel superior o mejor. En efecto;

  • Las dos primeras etapas, la fisiológica y la de seguridad son tremendamente insociales
  • Las dos etapas siguientes, de afiliación y de reconocimiento son sociales.
  • La última fase o de “autorrealización” no es más que un nivel de plena felicidad o armonía.

Sus características generales son:

  • Sólo las necesidades no satisfechas influyen en el comportamiento de todas las personas, pues la necesidad satisfecha no genera comportamiento alguno.
  • Las necesidades fisiológicas nacen con la persona, el resto de las necesidades surgen con el transcurso del tiempo.
  • A medida que la persona logra controlar sus necesidades básicas aparecen gradualmente necesidades de orden superior; no todos los individuos sienten necesidades de autorrealización, debido a que es una conquista individual.
  • Las necesidades más elevadas no surgen en la medida en que las más bajas van siendo satisfechas. Pueden ser concomitantes pero las básicas predominarán sobre las superiores.
  • Las necesidades básicas requieren para su satisfacción un ciclo motivador relativamente corto, en contraposición, las necesidades superiores requieren de un ciclo más largo.

  

piramide rse

 

2.- Las etapas egoístas,

2.1.- Satisfacción de las necesidades básicas o fisiológicas,

Lo primero que busca una persona es satisfacer sus necesidades básicas o fisiológicas, que no son más que las necesarias para sobrevivir. Y la sociedad española, básicamente las cumple. 

Entre ellas tenemos la necesidad de alimentarse, de evitar el dolor o de mantener la temperatura corporal, en un ambiente cálido o con ropa. 

Sólo cuando se satisfacen, pasamos al segundo escalón.

 

2.2.- Satisfacción de las necesidades de seguridad o protección.

El segundo escalón cubre las necesidades de sentirse seguro y protegido. En esta etapa la persona busca:

  • Seguridad física (un refugio que nos proteja del clima) y de salud (asegurar la alimentación futura).
  • Seguridad de recursos (disponer de la educación, transporte y sanidad necesarios para sobrevivir con dignidad).
  • Necesidad de proteger tus bienes y tus activos (casa, dinero, auto, etc.)

Sin embargo con la crisis este escalón de necesidades “hemos ido hacia atrás como el cangrejo”. Leemos en los diarios los abundantes problemas de los desahucios, aumenta el número de parados, leemos que las listas de espera aumentan o que disminuyen las becas escolares. 

Convendremos que existe un amplio conjunto de personas que si bien antes estaban acogidas por el denominado “estado del bienestar” ahora se sienten “abandonadas” por el sistema.

De estas personas no podemos esperar que sean “tremendamente sociales” ya que lo primero que buscan es cubrir estas necesidades.

 

3.- Las etapas sociales.

Cuando están cubiertas las dos etapas anteriores, y no antes, surgen las necesidades sociales. A partir de este instante, es vital para el ser humano tener una participación social al igual que el comunicarse con otras personas de forma eficiente.

Asimismo cada grupo social tiene unas metas o políticas establecidas las cuales marcaran sus decisiones y acciones.

Surge entonces la responsabilidad social como aquella actitud consciente, sensible y madura con la cual enfrentamos aquellos problemas que existen en nuestra sociedad, a través de la implementación de estrategias o procesos diversos.

 

3.1.- Satisfacción de la necesidad de afiliación

La primera de ellas o tercer escalón de Manslow es la necesidad de afiliación. Surge la necesidad de desarrollar, por ejemplo las funciones de relación (amistad), de participación (inclusión grupal) o de aceptación social. 

Entre estas se encuentran: la amistad, el compañerismo, el afecto y el amor. Estas se satisfacen:

  • Mediante las funciones de servicios y prestaciones que incluyen actividades deportivas, culturales, y recreativas. 
  • Siendo parte de una comunidad, agrupándose en familias, con amistades o en organizaciones sociales.

 

3.2.- Satisfacción de la necesidad de estima.

Cubierta esta etapa la persona tiene necesidades de estima. Esta necesidad de autoestima, es la necesidad del individuo en convertirse en el hombre de éxito que siempre ha soñado, o en un hombre abocado hacia el fracaso, el cual no puede lograr nada por sus propios medios. Una merma de estas necesidades se refleja en una baja autoestima y el complejo de inferioridad.

Tener satisfecha esta necesidad apoya el sentido de vida y la valoración como individuo y profesional, que tranquilamente puede escalonar y avanzar hacia la necesidad de la autorrealización.

 

4.- Etapa de plena felicidad

El último peldaño de la pirámide es la necesidad de autorrealización o autoactualización.  Este último nivel es algo diferente. Es la necesidad psicológica más elevada del ser humano, se halla en la cima de las jerarquías, y es a través de su satisfacción que se encuentra una justificación o un sentido válido a la vida mediante el desarrollo potencial de una actividad. Se llega a ésta cuando todos los niveles anteriores han sido alcanzados y completados, o al menos, hasta cierto punto.

 

5.- Concusiones,

En esta etapa lo que corresponde es “sembrar” para recoger cuando la situación económica mejore los frutos. 

Nos corresponde educando y cultivar a las generaciones más jóvenes en la responsabilidad social, en el respeto a las personas y apoyando a los sectores más desafortunados. 

Y finalmente, cuando vemos comportamientos poco responsables, ponernos en lugar de la persona y ver su situación.  

 

Bibliografía.

  • La responsabilidad social en la cultura empresarial. Alejandro Emmanuel Pérez López. Gestiopolis.  07.11.12
  • Pirámide de Manslow. Wikipedia.
  • Responsabilidad Social Corporativa. Una nueva cultura empresarial. Dr. Ricardo Fernández García. Editorial Club Universitario. ISBN 13: 978-84-8454-777-8. 2009
  • La mejora de la productividad en la pequeña y mediana empresa. Dr. Ricardo Fernández García. Editorial Club Universitario. ISBN 13: 978-84-8454-978-9. 2011.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top