organigrama RSECompartiendo unos mates con la artista plástica Gabriela Gaspar,  Le comentaba sobre la implementación de la RSE en una pyme. De esta nueva forma de organizarnos y de hacer empresa...
Gabriela, luego de escuchar atenta, realizó esta representación grafica de mi empresa.
Casi podríamos pensar en una bomba que estalla.

Hay autores que marcan concretamente un límite entre las acciones de RSE internas y externas. A mi entender ese límite entre el adentro y el afuera es una línea imperceptible e imaginaria. Claro está que las acciones que encaramos hacia fuera de la empresa se realizan en su totalidad con recursos (económicos y no económicos) de la empresa y que las acciones que encaramos hacia el corazón de nuestra empresa tienen un impacto en el medio.

De igual modo que impactan los programas de RSE externa que se contratan a consultoras “llave en mano”, también impactan las decisiones internas. Esas que tomamos día a día, en la intimidad de la empresa,  se filtran incluso por grietas impactando en el entorno. 

Más allá de la clara sensación de impacto que genera este dibujo;  ¿Puede acaso representar una forma de organización?

¡Claro que sí!  Lejos estamos dejando los viejos organigramas verticales con cajitas que representan jerarquías. Cajitas donde acumulamos información y experiencia que solo pertenece a  quien  las guarda celosamente  para asegurar su permanencia. Hoy el trabajo en equipo aspira a un sincero hacer compartido.
Mientras algunos aun se sorprenden cuando quien está “debajo” habla con el gerente puenteando al de nivel  intermedio, otros comprenden claramente el trabajo en red.

Algunos empleados se esmeran en dominar y buscar espacios de poder sin percatar que la necesidad de hoy es justamente abrir el juego, compartir, contar como hace lo que hace. Hoy es un valor colaborar, comunicar, saber pedir ayuda, reconocer los propios límites sin prestar tanta atención a los límites de la cajita que ostenta  su organigrama. 

Mientras algunos gerentes se aferran a realizar cursos de diez lecciones para fortalecer su liderazgo, otros asumen con naturalidad que cada quien puede asumir  un momento de liderazgo diferente en la organización. Si bien hay roles, diferencia de tareas y  grados de responsabilidad; todo lo que denota distancia entre las personas tiende a disimularse. Desde las grandes brechas o inequidades en remuneraciones, hasta la actitud de utilizar el prefijo del título universitario antepuesto al nombre de pila para marcar “la diferencia”.  

Casi como reflejo de las sociedades, cada día más dinámicas; híper-conectadas, y horizontales
donde no son admisibles las dictaduras ni los gobiernos feudales, en las organizaciones empresariales  tampoco son aceptables la mirada única;  la palabra única.


¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top