José IllanaDel pasado congreso sobre RSC en Zaragoza me quedé con dos "palabros" en la cabeza y desde entonces se me aperecen como fantasmas en la noche. El primero es el término "tajo", relativo a ir al trabajo, dar el callo o estar a pie del cañón.

José IllanaDel pasado congreso sobre RSC en Zaragoza me quedé con dos "palabros" en la cabeza y desde entonces se me aperecen como fantasmas en la noche. El primero es el término "tajo", relativo a ir al trabajo, dar el callo o estar a pie del cañón.

 

Este término me recuerda a mi padre y todo lo que él y su generación representan. Gente que nos sacó de la posguerra a base de trabajo, trabajo, más trabajo y por supuesto sacrificio. Esa clase media que sin apellidarse Marshall nos dio un futuro.

 

Estos, nuestros señores padres, madres o abuelas y abuelos poco sabian de la RSC, GRI, Rep Track pero bueno, ahí se manejaban con eso de darse la mano, la ética y la integridad. Confío no hablar como un "viejo gaga" ni caer en la demagogia esa de ...cualquier tiempo pasado fue mejor pero de verdad aveces tengo la sensación de que hemos asumido que la línea recta no es la distancia más corta entre dos puntos y estamos empleando muchos esfuerzos, recursos y palabras en justificarlo.

 

La otra palabra que se me aparece en sueños es la palabra "convicción". Puff, sabe a tierra.

 

Da gusto trabajar con convicción, rodearte de gente que tiene convicciones, encontrate con alguien que te pide convicciones. ¿Cuánto dejarias de ganar por trabajar con alguien con convicciones? ¿Qué dejarías de comprar por ser fiel a tus convicciones?¿Cuánto pagarias por ser fiel a tus convicciones? ....

 

Una vez alguién me dijo: "Tu vales lo que alguién este dispuesto a pagar por tí".

 

¿Cuánto vale la convicción?

 

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top