Cesar Alierta no es un hombre al que le guste hacer muchas declaraciones a la prensa, es más bien de los de "Obras son amores y no buenas razones" Sabe que no se puede andar con tonterías en los temas de Reputación Corporativa, que la cosmética y las grandes campañas televisivas vacías de contenido son pan para hoy y hambre para mañana. Por eso él y su compañía se retratan en el mayúsculo informe de Reputación Corporativa 2007 presentado en Madrid el pasado miércoles 23 de mayo.

Desconozco el tiempo que ha llevado al equipo de Telefónica realizar tan exhaustivo informe, a mi me ha llevado dos días ojearlo por encima y lo primero que me llama la atención es el ejercicio de transparencia que quiere transmitir la empresa.

Desde la imagen de la presentación, dos botes unidos por una cuerda, se intenta reflejarel interés por abrir puertas al diálogo que tiene la compañía. Desde el punto de vista técnico la estructura web del informe es eficaz y de usabilidad sencilla. La web está pensadapara ser leída tanto en el navegardor Internet Explorer como por su cada vez más grande competencia Mozilla Firefox aunque, en esta ocasión, la compañía olvida usar las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C,que explican cómo hacer el contenido Web accesible para las personas con discapacidad, lo que si hace en la web comercial de la empresa. Una pena, la web no será accesible para muchos de los beneficiarios de la Acción Social de la cotizada.

Lo que no podrán ver algunos discapacitados, si lo harán los expertos (los que no sean discapacitados, claro). El informe ofrece en su ATLAS RC, la gran novedad de la temporada, una ingente cantidad de información que ha sido verificada por Ernest&YoungSe trata de una aplicación interactiva que muestra una selección de 53 indicadores sobre la evolución experimentada en aspectos de RC en los países en los que opera la multinacional.

Desde la empresa se señala que "Telefónica es la primera multinacional española que proporciona información sobre todo el Grupo en su informe de Responsabilidad Corporativa".

Información hay, y mucha. Se puede encontrar desde el valor de monetario de las sanciones o multas que han sido impuestas a Telefónica en Colombia por presuntas prácticas monopolísticas, algo más de cuatro millones de euros en 2007, al número de proveedores que reportan información sobre RC en Perú, 273, uno de los retos que se ha impuesto el Grupo tras la aprobación sus políticas de Compras Responsables y de proveedores sociales.

Sin entrar a analizar cada uno de los 53 indicadores - no se trata de ver solo la foto, es necesario hacer un seguimiento pormenorizado de las actividades presentes - en los que se basa el informe, se percibe que Telefónica desea ser más transparente y hacer su información más accesible a sus grupos de interés en todo el mundo.

Una difícil e ingrata tarea que es, por lo menos, tanrelevante comolos88’8 millones de euros que han gastado en Acción Social y Cultural

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top