TRABAJO debe trabajar. CONSEJO DE RSC, YAEs cierto que hemos tenido unas elecciones relativamente hace poco tiempo, que se ha tenido que configurar el Gobierno, y que cada uno de los ministros ha estructurado su ministerio. Sin embargo, desde el mundo de la responsabilidad social, vemos cierta incertidumbre.
TRABAJO debe trabajar. CONSEJO DE RSC, YA

El trabajo de Juan José Barrera, en la dirección general de economía social…..y Fondo Social Europeo, para el desarrollo de la responsabilidad social en España es encomiable, baste recordar el trabajo realizado por el Foro de Expertos y la promulgación del Real Decreto que regula la puesta en marcha del Consejo Estatal para la Responsabilidad Social.

Partiendo de la base, ya incuestionable, de que la responsabilidad social es voluntaria; así­ como de que siendo la empresa su actor principal existen otros actores sin los cuales no existiría. Resulta preocupante oir algunas voces y rumores sobre el futuro de la responsabilidad social desde el punto de vista competencial. Y es que el primer gran acto de sobre "la cosa" ha tenido como protagonista no al ministro de trabajo, el señor Corbacho, sino a Miguel Sebastian, ministro de industria, junto a Aldo Olcese.

Hasta el momento la políca gubernamental ha estado dirigida desde Nuevos Ministerios, siendo los responsables que habi­tan la sede de Cuzco partícipes secundarios en el diseño de la polí­tica gubernamental. Este hecho ha provocado que salten ciertas alarmas y algunos esgrimen una maniobra para que los asuntos sobre responsabilidad social cambien de ministerio desde el punto de vista competencial.

Soy uno de los muchos partidarios de mantener las competencias donde actualmente están. La responsabilidad social, aunque sea empresarial, necesita de un punto de encuentro con el resto de la sociedad que solamente se puede tener cuando se aborda desde un punto de vista global o, como dicen los americanos, holí­stico.

Solamente en un ministerio, como el de Trabajo, pueden todos los grupos de interés encontrarse en condiciones de igualdad. Por lo que creo que el que tiene que ser presidente del Consejo Estatal de Responsabilidad Social tiene que tomar las riendas del debate y constituirlo de forma inmediata.

Al señor Corbacho le digo que aunque la responsabilidad social puede parecer un tema secundario dentro de las competencias de su ministerio, la RSC puede ofrecer luces a algunos de los problemas a los que nuestra sociedad tiene que hacer frente debido a la desaceleraciónn (perdón por el eufemismo) de nuestra economí­a.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top