El consumidor valora cada vez más la calidad y la sostenibilidad de los productos agroalimentarios, según el centro tecnológico Eurecat. El consumidor valora cada vez más la calidad y la sostenibilidad de los productos agroalimentarios, según el centro tecnológico Eurecat. Los materiales, la energía, la industria química y el transporte y logística son otros ámbitos que destacan por las posibilidades de preservación del valor de sus productos y componentes en la cadena de producción.
Los sectores agroalimentario, químico, de la salud y el turismo, entre los que tienen más potencial en el ámbito de la economía circular

Los sectores agroalimentario, químico, de la salud y el turismo están situados entre los más relevantes en relación al potencial que ofrecen desde el punto de vista de la economía circular, que busca preservar el máximo posible el valor de los recursos en toda cadena de producción, donde destacan también las industrias vinculadas a los materiales, la energía, el transporte y la logística, la farmacia y la cosmética, la gestión del agua y la maquinaria y los equipamientos, de acuerdo con los últimos estudios en la materia.

La economía circular “tiene como objetivo preservar, durante el mayor tiempo posible dentro de la economía, el valor de los productos, los componentes y los materiales, mediante sistemas de producción y de consumo más eficientes”, donde “destacan el sector agroalimentario y la industria química y de la salud con claras opciones de mejora en diferentes ámbitos, como el ecodiseño de los productos, la energía tanto su uso eficiente como la posibilidad de emplear fuentes renovables, la gestión de los residuos vistos como nuevos recursos, sin olvidar el uso óptimo del agua incluyendo su reutilización cuando sea posible”, señala el director de la Unidad Tecnológica de Sostenibilidad del centro tecnológico Eurecat (miembro de Tecnio), Miquel Rovira.

Según expone, “el consumidor compra cada vez más en clave medioambiental y valora mucho que la marca sea respetuosa con el entorno”, coincidiendo con las tendencias en estilo de vida que “sitúan en un primer plano la preocupación por la salud del planeta y por el bienestar de las personas”, aunque “en ocasiones sean ejes difíciles de compaginar, donde todavía hay mucho trabajo por hacer, tanto desde el punto de vista de los procesos de fabricación como de la sensibilización social”.

Esta perspectiva vertebrará la segunda edición del congreso Tech4Good Congress, que tendrá lugar en Barcelona el próximo 13 de junio, donde expertos internacionales hablarán, invitados por Eurecat, de las claves de la economía circular, desde el ángulo de la sostenibilidad y de la salud.

En este escenario, el sector de la nutrición y de la salud “se preocupan mucho de la sostenibilidad, porque el cliente lo pide y lo asocia cada vez más a la calidad del producto”, por lo que “los productos se producen, cada vez más, teniendo en cuenta la vertiente medio ambiental”, asegura el director de la Unidad de Sostenibilidad de Eurecat.

Sin embargo, especifica, “se está haciendo un consumo intensivo de los recursos que irá en aumento si tenemos en cuenta el crecimiento exponencial de la población y esto es un problema, porque los recursos son finitos y se competirá para acceder provocando alzas en su precio, de forma paralela al impacto medioambiental que genera su extracción o producción”.

El impacto en el medio ambiente “no es solo una cuestión de conciencia, sino que las empresas deberán atender esta demanda social si quieren seguir vendiendo y teniendo acceso a materias primas a un precio razonable”, dado que “el efecto de su actividad en el entorno se valora cada vez más que la propia marca”, destaca el presidente de Eurecat, Xavier Torra, que abrirá esta segunda edición del congreso Tech4Good.

De acuerdo con Torra, “los compradores quieren que un producto sea bueno y sostenible al mismo tiempo, y esto representa un reto también para el establecimiento de indicadores de sostenibilidad que pongan de manifiesto al mismo tiempo su ganancia ambiental, social y también económica”.

A las empresas "se les pide mucho, ya que tienen que ser competitivas, sostenibles y vender productos que hagan lo que quiere el consumidor y la innovación tecnológica es clave en todo esto", resalta el presidente de Eurecat.

La economía circular, añade, “busca mitigar este problema y alargar la vida de los recursos”, en un contexto “donde el consumidor exigirá más sostenibilidad”, lo que “implica ser innovadores sin perder de vista las exigencias respecto a las prestaciones de los productos”.

Para ello, “Eurecat pone al servicio de las empresas su experiencia en industria 4.0, producción industrial y biotecnología, teniendo en cuenta los aspectos vinculados a la sostenibilidad de forma transversal, de forma que aglutina las últimas tecnologías digitales e integra la eficiencia, la preservación y la reutilización”, recalca el director general de Negocio de Eurecat, Miquel Rey.

El Tech4Good Congress cuenta con el patrocinio de Grifols, con el apoyo del Departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Catalunya, dentro del Plan Anual 2019 de Transferencia Tecnológica.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top