Según la noticia de RevistaDeArte, descubrimos que Noruega podría convertirse en un país de referencia para la creación de centros de datos verdes debido a sus favorables condiciones medioambientales. Estamos ante una creciente demanda de intercambio de datos, por ello el volumen de información almacenada en la nube necesita espacios de almacenamiento y procesamiento de mayor tamaño.
Noruega puede convertirse en la superpotencia para los centros de datos verdes

¿Por qué Noruega es la elegida?

El desarrollo industrial del país, desde finales del siglo XIX, ha estado muy vinculado al desarrollo de la energía hidroeléctrica porque presenta un clima, unos recursos hidráulicos y una temperatura del agua que permite una buena refrigeración de los servidores de los centros de datos. Por lo tanto, el país escandinavo ha sabido aprovechar su ventaja climatológica, combinándola con una tecnología pionera que permite tener unos espacios sostenibles y con el mínimo impacto ambiental.

Un claro ejemplo de centro sostenible es “Green Data Center”, Kolos está construyendo en la actualidad uno de los centros de datos más grandes del mundo, una extensión de 600.000 metros cuadrados junto a la ciudad de Ballangen, al norte de Noruega. Esta planta va a disponer de una potencia de procesamiento de más de 1.000 MW y se alimentará exclusivamente por energía 100% renovable a partir de fuentes hidráulicas y eólicas. Las condiciones óptimas del norte de Noruega de clima fresco y establey su proximidad del agua podrán enfriar de forma natural a los servidores del centro.

Para llevarlo a cabo se contará con la empresa pionera en la construcción de centros de datos energéticamente eficientes y sostenibles, Green Mountain. Ya tiene construidos centros que se sitúan en los fiordos noruegos para aprovechar la electricidad procedente de fuentes hidroeléctricas y la temperatura que el agua proporciona a 8ºC, que contribuye a la refrigeración y a mantenerla siempre a una temperatura idónea. Este sistema de refrigeración lleva el agua desde el fiordo a la estación sin utilizar energía eléctrica, aprovechando la gravedad, y sin utilizar gases refrigerantes, lo que permite asegurar la sostenibilidad y el cero emisiones de la planta. 

Se están buscando otras soluciones sostenibles de almacenamiento de datos, como es el caso de Artic World Archive, una colaboración entre Piql y Store Norske Spitsbergen Kulkompani y que se presenta como una alternativa a la nube que permite almacenar cualquier tipo de información ya sean documentos, imágenes, sonidos, vídeos, ofreciendo una conservación más segura al no existir la posibilidad de piratería o manipulación. El proceso de almacenamiento se efectúa en el archipiélago Svalbard en Noruega porque es una ubicación remota y de las más geopolíticamente estables de la Tierra.

Los datos Piql se van almacenando en formato de película porque las condiciones climáticas en el Ártico permiten el archivo de películas a largo plazo sin requerir el uso de electricidad para mantener los datos vivos durante los próximos siglos, un proyecto que definitivamente se convierte en una solución de cero emisiones.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top