El V Informe del impact​o social de las empresas​​ recoge los datos en materia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de las 77 empresas participantes. El modelo de análisis desarrollado por Deloitte, junto a SERES, ha permitido medir, analizar y evaluar la ​​contribución agregada de su impacto social.​
Seres-Deloitte: "32 millones de personas impactadas por la RSE en España, 24 millones de beneficiarios directos, un 32% más que en el ejercicio anterior"

Las 77 compañías, participantes en el V Informe del impact​o social de las empresas​​, han aportado los resultados logrados a través de su actividad de RSE. Con esta quinta edición se ha podido analizar año tras año el impacto social de la RSE para empezar a dibujar una evolución de la contribución de las empresas en esta materia en España.

En este último estudio se observa nuevamente que los trabajadores participan activamente en el desarrollo de proyectos de RSE, de hecho, el volumen de participantes en proyectos de RSE se ha duplicado en los dos últimos años: 300.478 empleados se involucraron en iniciativas relacionadas con la RSE durante el ejercicio anterior, frente a los 194.000 de la pasada edición.

Este mayor compromiso con la RSE se explica porque el 83% de las empresas promueve el voluntariado corporativo, además el 90% de las mismas ya contempla los Objetivos de Desarrollo Sostenible en su estrategia de RSE, siendo esta cifra un 8% superior respecto al año anterior. Veamos los principales resultados de la RSE de las compañías en España:

-La inversión en proyectos de RSE continúa creciendo y asciende a 846 millones de euros, un 10% más respecto al año anterior.

-La inversión en proyectos de RSE desarrollados en España continúa en aumento: 449 millones de euros, un 2% más que en 2016.

-32 millones de personas impactadas, 24 millones de beneficiarios directos, un 32% más que en el ejercicio anterior.

-Más de 9.000 proyectos de RSE desarrollados durante 2017.

-La cobertura de necesidades sociales (como la educación y la salud), el empleo y la integración laboral, áreas de actuación en las que principalmente las empresas han puesto el foco.

-El 32% de los proyectos de RSE se han desarrollado en torno al empleo. El volumen de personas integradas laboralmente a final de año sigue creciendo de manera notable, duplicando la cifra del estudio anterior: de más de 64.000 personas en 2016 a 118.242 en 2017.

¿Cómo se ha elaborado el estudio?

Se ha utilizado el modelo de contribución social y económica desarrollado por Deloitte: Global Impact Model, una herramienta de evaluación de impacto que permite evaluar la concordancia entre los objetivos de RSE de las empresas y su actividad. Para llevarlo a cabo se han tenido en cuenta 5 parámetros: el capital persona, organizacional, relacional, económico y social, además de 16 ejes de contribución y 138 indicadores definidos.

Si se analizan los 5 parámetros y se comparan los resultados del primer informe con los de esta última edición, podemos identificar las las tendencias de estos últimos cinco años en RSE en nuestro país.

-Capital Persona: la persona en el centro de la RSE. Durante los cinco años que se ha llevado a cabo el estudio, las personas han sido, directa e indirectamente, el principal destinatario de las actuaciones de RSE de las compañías participantes en el estudio. Entre la primera y la última edición del informe el número de beneficiarios directos ha aumentado significativamente, pasando de casi 7 millones en 2014 (137.903 beneficiarios de media por empresa) a 24 millones en 2018 (311.688 beneficiarios de media por empresa). 

-Capital Organizacional: la RSE como motor de cambio de las organizaciones. El número de empresas que cuentan con un código ético o de conducta no ha dejado de aumentar desde la primera edición. En concreto, en las tres últimas ediciones del informe, 9 de cada 10 empresas participantes contaban con un código de este tipo. Además 7 de cada 10 empresas cuentan con un plan para extender las políticas de RSE a su cadena de valor, 9 de cada 10 empresas involucran a sus empleados en sus actuaciones de RSE y 8 de cada 10 promueven el voluntariado corporativo.

-Capital Relacional: una sociedad más cohesionada gracias a la RSE. El número de colaboraciones con entidades sociales es el principal indicador de este capital y su evolución desde la primera edición del informe es muy significativa. El número de colaboraciones entre las empresas participantes en el estudio y entidades sociales se ha multiplicado por tres, pasando de a 3.800 (76 de media por empresa) en 2014 a 21.080 (274 de media por empresa) en 2017, contribuyendo al desarrollo de nuevos ecosistemas, generando una sociedad más relacionada.

-Capital Económico: la riqueza generada por la RSE. La inversión en iniciativas con impacto en España ha crecido un 25% desde 2015. En estos años, la inversión realizada en RSC por las empresas participantes en el informe ha ido aumentando. Este incremento de la inversión se ha dado tanto en los proyectos con impacto en España (25%) como en los proyectos con impacto a nivel internacional (82%).

-Capital Social: el poder transformador de la RSE. En 2017, las empresas participantes en el estudio han realizado conjuntamente más de 9.023 proyectos, lo que supone un incremento de más del 60% en comparación con la primera edición. Además, el número de empresas que analizan y comunican su contribución no ha dejado de aumentar desde la primera edición del informe, tendencia que se verá reforzada tras la entrada en vigor de la nueva Ley de información no financiera.

El estudio permite concluir que la puesta en marcha de proyectos de RSE no solo implica un impacto positivo en la sociedad, sino que además supone una ventaja competitiva. Las acciones de medir, analizar y evaluar el impacto social de las organizaciones son cruciales para hacer visible el retorno de las actuaciones de RSE hacia la empresa y su impacto para la sociedad.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top