La confianza del cliente y la sociedad, la igualdad, y el cambio climático hacen parte de la estrategia en el Informe de Gestión Consolidado 2018 presentado hoy
Conoce los objetivos sostenibles de Telefónica y su impacto social de 2018

Este martes 26 de abril, ha tenido lugar la presentación del Informe de Gestión Consolidado 2018 de Telefónica en su sede de Madrid. Se ha expuesto los pilares estratégicos de la compañía a largo plazo para conseguir un modelo económico sostenible e inclusivo, apostando por la creación de valor. Tres pilares estratégicos serán los que guíen la estrategia de sostenibilidad de Telefónica: crecimiento sostenible a través de una conectividad inclusiva, credibilidad y confianza de la sociedad y la eficiencia en todas las operaciones.

Para construir desde la credibilidad y confianza de la sociedad, en 2018 la compañía ha mejorado la relación con sus grupos de interés, accionistas, clientes y comunidades en las que opera, y el resultado ha sido que el índice de satisfacción del cliente ha alcanzado un 7,64, la mejor valoración de los últimos años. También la revista Forbes eligió a la compañía como la primera Telco más admirada de Europa y la tercera del mundo.

Este año la novedad está en adoptar el indicador Net Promoter Score (NPS), que mide minuciosamente la relación con los clientes. Además, este año la Política de Privacidad está presente en todos los países y se han desarrollado los Principios Éticos de Inteligencia Artificial. Servicios como “Smart WiFi”, “Conexión Segura”, “Movistar Junior” o”Coche Conectado” facilitan a los clientes la gestión de sus comunicaciones de forma segura y persiguen el bienestar digital de toda la familia.

¿Cuál es el impacto de Telefónica en la sociedad?

El cumplimiento de la igualdad de género y la reducción de las emisiones de CO2 representan ya un 20% del salario variable de los ejecutivos y durante este nuevo año se pretende extenderlo a todos los empleados.

Telefónica aportó al PIB de los países en los que está presente 53.000 millones de euros. Se estima que la actividad de Telefónica contribuye en un 0,5% a la riqueza total generada en el conjunto de los países en los que tiene presencia. En cuanto a los 10.500 proveedores que trabajaron con Telefónica en 2018, la compañía gastó 25.804 millones de euros en compras, priorizando a proveedores locales, siendo estos el 80%. 

Para crecer de forma sostenible, Telefónica vincula su crecimiento a la conectividad inclusiva, es decir una herramienta básica que garantiza el desarrollo de las comunidades y que debe ser cada vez más amplia. Esta conectividad inclusiva a través de "Internet para todos" implica el despliegue de redes en todos los países en los que Telefónica tiene presencia sin olvidar las zonas rurales más remotas. 

Para perseguir la eficiencia y el desempeño medioambiental positivo, Telefónica trabaja en los ejes de la digitalización de las redes y de las operaciones, la virtualización, la eficiencia energética y el Plan de Energía Renovable. Así, a finales de 2018 la multinacional había digitalizado ya un 65% de todos sus procesos comerciales, se estima terminará la transformación en 2025.

Por otro lado, el proyecto de transformación de cobre a fibra que Telefónica realiza en España, permite también el cierre de edificios técnicos, lo que genera más eficiencias. Hasta el momento se han cerrado 255 centrales, y se ha evitado al menos 208 KWh en consumo energético y más de 56 KtCO2, que equivale aproximadamente el carbón capturado por 900.000 árboles en un año.

Para cumplir con sus compromisos medioambientales, Telefónica reutilizó 5 millones de equipos de comunicaciones, incluidos aproximadamente 4 millones de routers y decodificadores y más de 800.000 teléfonos móviles, generando así un 4% menos de residuos que en 2017 y recicló el 97% de los mismos.

Por último en cuanto a su desempeño medioambiental, a principios de este año Telefónica emitió el primer Bono Verde que asciende a 1.000 millones de euros y un plazo de 5 años. Los ingresos obtenidos se destinarán a la financiación de proyectos que aumenten la eficiencia energética de la empresa gracias a la transformación de la red de cobre en red de fibra óptica en España.

¿Cómo afrontar el reto de desarrollo de capital humano y diversidad?

Telefónica en 2018 tuvo una plantilla de más de 120.000 profesionales, de los cuales el 97,7% de ellos son fijos. Además genera 1,2 millones de puestos de trabajo entre empleos directos, indirectos e inducidos en el conjunto de geografías donde opera. El 95% de ellos participaron en iniciativas de formación y una quinta parte relacionados con Big Data y habilidades digitales.

El Consejo de Administración en 2017 puso a la diversidad como la principal fuente de talento, siendo necesario reducir la brecha de mujeres que ocupan puestos de responsabilidad en la empresa y atraer talento joven a través del Consejo de Diversidad compuesto por directivos de primer nivel que se encarga de impulsar las iniciativas. El equipo humano va siendo cada vez más diverso con un 38% de la plantilla compuesta por mujeres que representan el 23% de los puestos de dirección. El objetivo es que para 2020 esa proporción ascienda al 30%.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Empleo RSE

Top