Síntomas como cansancio y falta de energía, problema de sueño, desórdenes alimenticios o sentimiento de fracaso son los más destacados, según el Barómetro juvenil de vida y salud realizado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (Fad) y la Fundación Mutua Madrileña.

El objetivo de este estudio es obtener una foto fija sobre el estado de salud tanto física como mental, de los jóvenes entre 15 y 29 años.

Del mismo pueden obtenerse varias conclusiones relevantes. Por ejemplo, que las mujeres jóvenes tienen, en general, peor salud que los hombres, van más al médico, se automedican más, registran mayores porcentajes en limitaciones en sus actividades habituales y son más propensas a la depresión. Hay varias razones que podrían explicar esto. Según Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña, por lo general, “las mujeres sufren una mayor presión familiar laboral y social, y tienen mayores responsabilidades”.

En cuanto a la salud mental, que el Barómetro define como “una asignatura pendiente”, también es mayor el porcentaje de chicas que señala haber tenido algún síntoma claro de trastorno mental que los chicos, un 33% frente a un 23%. En conjunto, los jóvenes consideran que su principal síntoma es el cansancio y la falta de energía (29%), seguido de problemas de sueño (26%), desórdenes alimenticios (23%) y sentimiento de fracaso (19%).

Y dando un paso más allá, casi el 22% de los jóvenes sufren algún tipo de depresión. Ansiedad, pánico y fobias son los principales síntomas que describen.

Obsesión por el peso

Otro dato curioso del informe es que, pese a que casi la mitad de las adolescentes (15 a 17 años) pesa menos de los recomendado, el 64 por 100 de ellas dice que "le gustaría pesar menos". En el caso de los varones, sólo un 15% está por debajo de su peso recomendado. La preocupación por la imagen es casi una obsesión hasta el punto de que ocho de cada diez jóvenes querría cambiar alguna o muchas cosas de su aspecto físico. Y a pesar de no necesitarlo, cuatro de cada diez jóvenes se ha puesto alguna vez a dieta por "una mejoría estética, quedando los motivos de salud en un segundo plano.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top