• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
La especialización de los profesionales que se dedican a la Responsabilidad Social Empresarial es aún una asignatura pendiente
Los Profesionales de la RSE
Elaboración propia

Hace ya unos años preparando el que fue mi primer proyecto sobre RSC, leía uno de los libros de Josep M. Lozano (y otros autores) Tras la RSE, la Responsabilidad Social de la empresa en España vista por sus actores, el libro es de 2007, pero ya había un interesante apartado dedicado a los Nuevos profesionales de la RSE .

Es muy interesante el enfoque que aportan de los profesionales de la RSE como bisagra. Bisagra entre las empresas y la sociedad.  Pero también bisagra dentro de la propia Organización. Normalmente son profesionales de distintas áreas: Recursos Humanos, Marketing, Finanzas, Comunicación…que forman una comunidad de conocimiento, que han tenido que adaptarse y salir al paso de una disciplina relativamente nueva, y que además cambia cada día. Un nuevo tipo de profesionales formados a la fuerza, que han aprendido la materia a la vez que ejercían la profesión.

Estos profesionales venidos de distintas áreas y con diversa formación han sido los encargados de hacer llegar la RSE a todos los ámbitos de la Organización y enfrentarse además al reto de convertirla en estrategia empresarial.

El problema es que los años han pasado y muchos de los que trabajan en RSE, no son precisamente profesionales.  Aunque un gran número de los que han ejercido en este campo, venidos de otras áreas y sin formación específica han hecho un gran trabajo y han abierto el camino para lo que hoy llamamos DIRSE. También es cierto que la RSE merece y exige profesionales cada vez mejor preparados, cualificados, y con una formación específica.

El último artículo de Jordi Jaumà Bru en Diario Responsable trata precisamente este tema: La conversión del Director de Marketing en Dirse( http://diarioresponsable.com/opinion/23656-cuando-el-director-de-marketing-se-hizo-dirse) . Ésta es una realidad de muchísimas empresas que, cuando se enfrentan a la necesidad de cubrir una vacante o de inventar el Departamento de RSC, eligen a dedo al candidato que mejor puede salir al paso, un perfil apagafuegos. La elección ya depende de lo que el directivo en cuestión entienda por RSE. Por esta razón, el elegido puede ser del área de  Comunicación, del área legal, de Recursos Humanos. Dependiendo de si consideran que la RSC es más de contar o de defender.

Lo triste es que en la mayor parte de los casos, los que van a tener que ocuparse de la Responsabilidad Corporativa de esa Organización no saben muy bien ni si quiera lo que es. Y ahí empiezan los problemas: el buenismo y los efectos estéticos que tanto daño hacen después a los que de verdad está trabajando desde la esencia e intentando transformar la empresa y con ello, la Sociedad.

Hablo desde el convencimiento y la experiencia si digo que esto de la RSE tiene mucho de vocación y que hoy en día por suerte tenemos la oportunidad de formarnos e informarnos. Tenemos mucho medios, recursos y publicaciones a nuestro alcance que nos ponen al día de todo lo que sucede y de lo que ha sido la historia de lo que hoy llamamos de mil maneras distintas, RSE para entendernos.  Además, tenemos la posibilidad de hacer cursos, posgrados y Master para estar preparados poder ejercer de verdad como profesionales de la RSE. Y lo que es más importante, dar respuesta a las necesidades de la sociedad de las empresas, Instituciones y Organizaciones en general.

La figura del DIRSE, es aún bastante nueva, pero es un perfil profesional que exige además de conocimientos específicos una serie de competencias: Visión estratégica de la Compañía, empatía, ética, capacidad de comunicar con credibilidad, ser un buen jugador de equipo, ser innovador, visión de futuro y tener una mente abierta …entre otras.

Vale que, como diría Isabel Roser, lo ideal es que la figura del DIRSE fuera biodegradable. Es decir, que no hiciera falta su presencia porque la RSE forma parte de estrategia de cada Compañía, porque hemos sabido integrar el compromiso social y medioambiental en las operaciones diarias de las Organizaciones. Creo que todos deseamos que llegue ese momento, pero mientras tanto necesitamos los mejores profesionales de la RSE, los mejores DIRSE. Profesionales que sean un ejemplo de hacer lo correcto y que vayan marcando el camino por el que deben ir las Organizaciones que quieren hacer de este mundo un lugar mejor para todos.

¿Te ha gustado el artículo?

15 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top