• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
Y las diferencias con EEUU son aún mayores. Allí los fondos que incluyen criterios de inversión socialmente responsable gestionan un patrimonio superior a 6,6 billones de dólares (unos 6 billones de euros), el 18 por ciento del total de esta industria. Mientras que en Europa suponen unos 116.000 millones de euros
¿Por qué la ISR es mucho más fuerte en Francia que en España?

“Aunque es un importe relativamente bajo, la rentabilidad, la conciencia social y los progresivos cambios en los reguladores harán que la cifra se vaya incrementando”, según detalló Ramón Esteruelas, Senior Investment Specialist – SRI & Thematic Equities en BNP Paribas, ponente en el desayuno organizado esta semana por Spainsif y BNP Paribas titulado "Experiencia de BNP PARIBAS IP en la valoración y ranking sectorial con criterios ASG".

En el 2015, los dos fondos más vendidos por la red comercial del banco en Francia tenían criterios ASG (Ambientales, Sociales y de buen Gobierno). Fueron BNP Paribas Developpement Humain y BNP Paribas Aqua, con unos activos de más de 1.000 millones de euros cada uno . El primero es un fondo de renta variable europea con temática social que invierte en compañías vinculadas a la salud, higiene, alimentación, educación, “todos ellos retos de la sociedad para conseguir un crecimiento sostenible”, explicó Esteruelas. El segundo es un fondo de renta variable global monotémático que invierte en empresas relacionadas con el agua: tratamiento, infraestructuras, utilities..."

Ramón Esteruelas se refirió a la importancia de los reguladores en el impulso de este tipo de inversiones socialmente responsables y se mostró convencido de que una de las razones por las que en Francia tiene mucho más peso que en España es por el apoyo, vía fiscal, que recibe. “La inclusión de criterios no financieros tiene cada vez más importancia en los análisis de inversión” y explicó cómo lo hace BNP Paribas. En su equipo de analistas extrafinancieros hay expertos en cuestiones vinculadas con la sanidad, el gobierno corporativo, la energía, la tecnología y el impacto social, entre otros. Por otro lado, utilizan más de 200 criterios para puntuar las empresas en función de su impacto ambiental, social y el gobierno corporativo. Así, por ejemplo, se valora desde la información del etiquetado, en el caso de las compañías de alimentación, hasta la independencia de los consejos de administración, las emisiones de CO2, el uso de las energías renovables o la relación con los proveedores.

En su opinión, “a largo plazo, todas las empresas que cumplan los criterios ASG van a ser más rentables” y, además, “la ISR (Inversión Socialmente Responsable dota de más sentido a las inversiones sin perder rentabilidad por ello, todo lo contrario”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top