Según un informe conjunto de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) y el Plan de Acción para el Mediterráneo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA/PAM), publicado hoy, lograr un mar Mediterráneo más limpio requiere una mejor aplicación de las políticas y una mejora de los datos y la información sobre el medio ambiente. Los efectos acumulativos de los desechos y la basura marina, las aguas residuales y las emisiones industriales siguen siendo retos fundamentales para la región.
El 25 de septiembre se cumplen 5 años de la aprobación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible por la Asamblea General de Naciones Unidas. Uno de los principales objetivos de la Agenda 2030 es empoderar y mejorar el bienestar de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, incluyendo dentro de este grupo a las personas con discapacidad.
La compañía ha publicado su Informe de Sostenibilidad 2019 que refleja su firme compromiso con el negocio responsable, el medioambiente y la sociedad. La estrategia de la compañía se basa en la convicción de que es posible cambiar el mundo que nos rodea, de donde nace su Propósito: “Despertar en cada persona la motivación de crear entornos donde vivir mejor”.
El grupo, conocido como los `bancos de Katowice´ integrado por BBVA, BNP Paribas, ING, Société Générale y Standard Chartered, han presentado una metodología conjunta para alinear sus carteras de crédito con los objetivos del Acuerdo de París sobre cambio climático. El concepto de alinear las finanzas con dicho acuerdo ha surgido recientemente como el nuevo paradigma para la operacionalización y el aumento de la acción climática dentro de la comunidad financiera.
El Índice de Capital Humano (ICH) comprende los conocimientos, las habilidades y la salud que las personas acumulan a lo largo de su vida y que les permiten desarrollar su potencial como miembros productivos de la sociedad. La última publicación del ICH realizada por el Banco Mundial, expone que la pandemia de coronavirus ha acrecentado aún más la brecha de desigualdad ya existente entre los países con economías más sólidas y aquellos con sistemas más vulnerables. Revertir este retroceso llevará años.
Top