Dicen que la evidencia no se demuestra, que no hace falta argumentarla, ni incluso explicarla, porque habla sola. Y esto es lo que sucede con el escándalo que hemos conocido estos últimos días en relación a la gestión de la empresa pública Canal Isabel II, al comprobar lo falsas que pueden llegar a ser las menciones honoríficas, y los premios que se otorgan a las empresas por su Responsabilidad Social; lo insolventes que pueden ser las entidades, organismos e instituciones que prescriben la reputación de las empresas, o lo tramposas las que auditan y estampan su firma autentificando los datos de las memorias y la transparencia en la gestión de empresas y organizaciones
El nuevo presidente de DIRSE, Francisco Hevia, ha indicado que a la nueva Junta le toca afrontar “el periodo de consolidación del rol del dirse en los equipos de dirección de las empresas”, así como “el reto de la transversalidad de la función en las organizaciones”

Empleo RSE

Top