• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
La Comunidad de Madrid se ha convertido en la primera administración pública española en realizar una emisión pública de bonos sostenible a 5 años (que comprenden bono social o verde), tras colocar 700 millones de euros. La Comunidad es la única administración con certificación para emitir este tipo de bonos y sigue así el camino emprendido por otras grandes regiones europeas como Île de France o el Land de Westfalia
RSE.- La Comunidad de Madrid realiza la primera emisión pública sostenible llevada a cabo por una administración

La Comunidad de Madrid ha realizado un trabajo de selección de proyectos que están disponibles en la página web del inversor y a los que se destinará la financiación obtenida por este tipo de bonos. La selección de los proyectos ha sido objeto de una revisión externa por parte de una de las agencias más relevantes del sector, Sustainalytics, en la que se pone de manifiesto que “la Comunidad Madrid tiene el firme compromiso de responder a las necesidades de sus ciudadanos y dedica una parte sustancial de su presupuesto al gasto social y medioambiental dirigido a mejorar su calidad de vida”.

La demanda de este tipo de bonos sostenibles es cada vez más amplia, existiendo determinados fondos, especialmente holandeses o nórdicos que sólo invierten en este tipo de deuda. La fuerte demanda existente ha permitido a la Comunidad de Madrid estrechar el margen desde los 35 puntos básicos hasta los 29 puntos, dejando un tipo del 0,74%, y ha permitido duplicar el objetivo fijado para esta operación. ING y BBVA han sido los bancos estructuradores de la operación, en la que han participado también Barclays, Crédit Agricole y Natixis.

El libro de inversores se ha cerrado por encima de los 1.400 millones de euros, en apenas tres horas. Por otra parte, en la emisión han participado más de cuarenta inversores extranjeros, que han acaparado el 63% de la emisión. Por su origen, están liderados por Alemania y Austria (21%), Holanda, Bélgica y Luxemburgo (12%), países nórdicos (5%), Francia (4%), resto de Europa (19%) y Asia y Oriente Medio (2%). Entre los inversores se encuentran gestores de fondos, bancos, compañías de seguros, instituciones oficiales y bancos centrales. Todo ello da una muestra de la confianza internacional en la solvencia financiera de la Comunidad de Madrid.

La operación se enmarca en la autorización dada por el Consejo de Ministros y el Consejo de Gobierno para formalizar préstamos a largo plazo y a la emisión de deuda pública, con el objetivo de financiar las amortizaciones de la administración general y de los entes dependientes, así como la ampliación del objetivo de déficit de 2016.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top