Así lo afirma el estudio “Perspectivas generacionales en la empresa familiar española”, elaborado por la Global Business Family Initiative de Esade Entrepreneurship Institute (EEI) y Lansberg Gersick Advisors (LGA). Según la investigación, la empresa familiar en nuestro país debe transformarse para crecer y sostenerse. En este sentido, los expertos afirman que será necesario combinar la tradición con la transformación digital y sostenible para asegurar su viabilidad. El documento muestra que los cambios en las necesidades y en los comportamientos del cliente (27%), la digitalización y adopción de las nuevas tecnologías (25%) o la incertidumbre económica (14%) son los principales desafíos identificados por las empresas familiares.
La sostenibilidad, eje vertebrador de la empresa familiar española

Las empresas familiares españolas ocupan un lugar importante en el tejido del sector privado de nuestro país.  Se trata de una modalidad empresarial que supone el 89% del total de empresas en el panorama nacional y que genera el 59% del PIB y el 67% del empleo privado. Para conocer en profundidad la realidad de estas compañías, sus principales retos, fortalezas y debilidades, la Global Business Family Initiative del Esade Entrepreneurship Institute (EEI) y Lansberg Gersick Advisors (LGA) han elaborado el estudio “Perspectivas generacionales en la empresa familiar española”. En la investigación se han entrevistado y analizado los resultados de 139 integrantes de familias empresariales de nuestro país para obtener una radiografía de este sector.

La primera conclusión que se desprende del estudio es que en este tipo de empresas la sostenibilidad es un elemento fundamental. Se observa que los ODS ya ocupan un lugar central en la agenda estratégica de este perfil de empresas y ya forman parte del objeto social del 86% de las empresas familiares españolas, según revela el estudio de Esade y LGA.  “Aunque se suela pensar lo contrario, hay más similitudes que diferencias entre las generaciones que conviven en la misma empresa familiar. Sobre todo, hemos observado en este estudio que hay una alineación intergeneracional muy importante en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) –vinculados a aspectos ambientales, sociales y de gobernanza. Las empresas familiares deberían aprovechar esta convergencia para construir un propósito corporativo más fuerte para el futuro”, asegura María José Parada, coautora e investigadora del Esade Entrepreneurship Institute.

En segundo lugar, el documento advierte que las empresas familiares necesitan combinar la tradición con la transformación digital y sostenible para asegurar su viabilidad. Es decir, deben asumir riesgos y capacitarse constantemente sin olvidar el legado que los ha llevado a ser únicos. Además, los expertos de ESADE sostienen que las cinco generaciones que pueden convivir en este perfil de compañías necesitan colaborar entre ellas para alinearse en las prioridades estratégicas de la empresa familiar y en el proceso de desarrollo e incorporación de los más jóvenes.

El informe, que examina, entre otros aspectos, cómo entienden y perciben la empresa familiar las distintas generaciones que la integran, ha identificado que la transformación digital es un aspecto importante para todos los integrantes de la empresa. Sin embargo, cabe destacar que para las generaciones de los millennials y los centennials, la digitalización ocupa el primer lugar de importancia entre los cambios que deben acometerse dentro de la empresa familiar, siendo esta percepción significativamente menor entre la generación X, los clásicos y los baby boomers.

Además de la transformación en la tecnología, el informe explica que, aunque la orientación emprendedora se ha identificado como uno de los motores del crecimiento y de la transformación de la empresa, solo el 10% de miembros de familias empresarias aspira a desempeñar un rol de emprendedor. En este sentido, los principales desafíos de futuro identificados por las empresas familiares son: los cambios en las necesidades y en los comportamientos del cliente (27%), la digitalización y adopción de las nuevas tecnologías (25%) y la incertidumbre económica (14%).

¿Cómo liderar la empresa familiar en el futuro?

Por último, el estudio indaga acerca de cómo será el futuro de estas compañías. Preguntados por si se están preparando para asumir el rol a que aspiran en los próximos cinco años, una gran mayoría de los integrantes (82%) asegura que ya lo está haciendo. En este capítulo, las generaciones más jóvenes, millennials y centennials, identifican distintas iniciativas que les permitirían desarrollarse: potenciar “habilidades blandas” a través del coaching y del mentoring, opción elegida por el 39%; adquirir más conocimientos del negocio a través de formación reglada (36%); contar con un plan de sucesión dentro de la empresa familiar (31%), entre otras. Paralelamente a estas prioridades, las generaciones más jóvenes y futuros herederos del negocio, millennials y centennials, han identificado las principales acciones que pueden llevar a cabo los actuales líderes de los proyectos familiares para potenciar su desarrollo: transferir sus conocimientos prácticos sobre la industria y la empresa (44%); traspasar una ética del trabajo o “forma de hacer las cosas”, como los valores, cultura, etc. (36%); y tener una actitud más abierta o receptiva hacia nuevas ideas para el negocio (36%), entre otras.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top