Para innovar en salud, es más rentable hacerlo en colaboración con otras entidades que de forma individual
Los retos del Emprendimiento en Salud en España

Esta es una de las principales conclusiones del último informe desarrollado por el Impact Hub Madrid y Takeda. La mayoría de los expertos consultados afirma que las principales innovaciones que llegan al mercado y alcanzan mayor impacto surgen de personas o grupos involucrados en el día a día del sector salud

El 8,5% de las 3.000 startups que existen en España emprenden en el sector de la salud, un ámbito que en los últimos años está creciendo a un ritmo anual del 53%. Ante este crecimiento exponencial de las startups, surge la necesidad de conocer cuáles son los principales puntos de mejora y oportunidades de acción de estas empresas, para lo cual se ha presentado en Madrid el Informe “ Mapeo de Iniciativas y Emprendimientos en Salud en España ”. Desarrollado por Impact Hub en colaboración con Takeda, el estudio analiza un total de 67 iniciativas y emprendimientos en materia de salud, enfocadas en empoderamiento del paciente y humanización de la atención sanitaria en España, así como las tendencias del sector de la mano de expertos. 

Además de multiplicar el factor de innovación, la cooperación tiene el potencial de acelerar el proceso de innovación y llegar a resultados de mayor impacto de forma más rápida y segura”, explica Carolina Rubio, Coordinadora Cluster for Patient Empowerment de Impact Hub. Rubio afirma que “seguimos trabajando en ideas que, en origen, parecen tener un alto potencial, pero que no llegan al mercado o no producen el impacto esperado por no haberlas desarrollado de forma colaborativa con otros agentes del ecosistema de salud”. La coordinadora de Impact Hub explica que “por ejemplo, un emprendedor de tecnologías de la información puede desarrollar una solución tecnológica muy buena, pero si no lo ha hecho de la mano ni de los pacientes ni de los profesionales sanitarios, la solución puede no llegar a un posible comprador”.  

El estudio constata la existencia de iniciativas procedentes de emprendedores sin conocimiento del entorno de la salud, que, aun llegando al mercado, a menudo producen un impacto inferior al esperado. 

Fomentar la cooperación y permeabilidad de las estructuras

En el informe se han identificado cuatro actores principales que componen el ecosistema de innovación en salud en España: la Industria, los Servicios de Salud, el sector de Emprendimiento, y la Sociedad. “Fomentar la colaboración y permeabilidad de las estructuras organizativas de la industria, sistema sanitario y entorno emprendedor, traería consigo más innovación y con mayor impacto”, asegura Carolina Rubio, aunque advierte de que “conseguir esto requiere un aprendizaje, un cambio de mentalidad personal y organizacional”. Las conclusiones del informe señalan además que los principales retos de la salud son cada vez más universales o globales, y por lo tanto las soluciones deben ser globales también. En este contexto, asegura Rubio, “la innovación debe ser abierta y sin fronteras”.

Entre las necesidades que el estudio ha detectado, se encuentra atraer a los profesionales sanitarios al mundo emprendedor, facilitando una estructura que les conecte con innovadores externos y les facilite llevar a cabo una labor conjunta de emprendimiento. Además, dentro del sistema sanitario se propone promover iniciativas bottom-up que establezcan culturas organizativas que permitan estimular la transformación del sistema a través de la innovación y la búsqueda de soluciones para afrontar los retos de la sanidad del siglo XXI. Respecto a la industria sanitaria, el informe concluye que es necesario que amplíe la visión más allá de los productos y líneas de negocio tradicionales. Colaborar con los demás actores y poner en marcha programas de aceleración sobre empoderamiento y humanización, es importante para conseguir resultados.

Margarita Morais, Directora de Planificación Estratégica & Operaciones Comerciales de Takeda, asegura que “el crecimiento de las startups orientadas a la salud en España es una buena noticia para el sector, ya que aumenta la innovación y las sinergias entre los agentes involucrados en el empoderamiento del paciente y la humanización de la atención sanitaria”. Morais afirma que “Takeda apoya iniciativas de este tipo que contribuyen a un mejor conocimiento del entorno emprendedor en salud y ofrecen un análisis necesario para que puedan afrontar los retos de la sanidad del siglo XXI”. 

Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana, regiones que más emprenden en salud

Las comunidades autónomas que más concentración de startups en salud presentan son Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana. De las 67 startups analizadas, el 22% ofrecen servicios de consulta online con especialistas, el 8% se dedica al desarrollo de sistemas de telecuidado y telemonitorización, y el 19% de las iniciativas analizadas se centran en enfermedades neurológicas, como el Alzheimer y el Parkinson. Además, el 7% está relacionada con la medicina personalizada basada en la genómica.

En España existen más de 260 iniciativas de aceleración e incubación, tanto privadas como públicas, según recoge el informe. La mayoría de los programas de impulso en salud se centran en aspectos tecnológicos o en biotecnologías, y todavía no se ha lanzado ningún programa de aceleración cuyo foco esté centrado en el empoderamiento del paciente o en la humanización del cuidado. 

Para que el talento, la profesionalidad, el I+D y en general la sociedad se encaucen hacían un futuro prometedor, no queda más remedio que todas las entidades tengan que estar involucradas”, asegura Elisa Flores, Responsable de Marketing de Insulclock, una startup de salud de base tecnológica que desarrolla dispositivos de última generación para el control y la monitorización de enfermedades crónicas. Flores explica que las startups enfocadas en salud tienen retos intrínsecos al ámbito en el que se desarrollan, como “pasar certificaciones, rodearnos de personal sanitario cualificado, o hacer acciones de divulgación del proyecto que no son las habituales del mundo startup”. Para la responsable de Marketing de Insulclock, este informe “constata carencias que están a la luz del día: demasiados obstáculos, burocracia y dispersión de fuerzas a la hora de innovar; por otro lado, constata un hecho básico: estamos ante una nueva `revolución industrial´, en la que para ello necesitamos un cambio total de mentalidad”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top