fondosbuitre

Lamentablemente, es necesario volver a insistir en el caso de la empresa Unipapel, que ya tuve ocasión de comentar en junio en este mismo diario (“Unipapel: una parábola del terrorismo empresarial”). Lo que entonces se anunciaba como inminente (el desmantelamiento provocado) ya se ha producido. Recordemos lo esencial muy brevemente
Ver noticia

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top